Los 68' que restan del encuentro entre Colón y Vélez Sarsfield, suspendido hace dos semanas a los 22' del primer tiempo por el árbitro Andrés Merlos a raíz de las tres bombas de estruendo lanzadas al campo de juego por parciales del equipo santafesino, se jugarán en una fecha que determinará el próximo jueves el Tribunal de Disciplina de AFA.

En tanto que ese día también se definirá que Colón jugará sus dos últimos partidos de local en esta Superliga a puertas cerradas, se le aplicará una multa económica y además se le darán amonestaciones. El partido se tendrá que jugar antes de que finalice la actual Superliga, ya que los santafesinos están jugando por un lugar en la Copa Sudamericana 2019.

Mientras que el Fortín no tiene nada por lo que luchar a esta altura de la temporada, pero para este cotejo que se reanudará tendrá ahora el beneficio de que Colón también deberá hacerse cargo de su traslado y hospedaje en la ciudad de Santa Fe.

Fuente: Télam.