"Por tratarse de un feriado nacional el empresario podrá abrir si tiene trabajadores puede pedir que trabajen haciéndose cargo de los gastos que implican trabajar una jornada de feriado nacional", destacó Norberto Raselli, presidente del Centro Comercial en diálogo con UNO Santa Fe. Y además aclaró que el trabajador no está exigido a trabajar.

Raselli resaltó el hecho de que el organismo que representa no hará recomendaciones en torno a la forma de trabajo, y que solo advertirá cuáles son las obligaciones en caso de abrir las puertas."No es que se aconseja abrir o no, cada rubro o empresario determinará qué hacer, es algo personal", reiteró Raselli.

"Es una época de pocas ventas donde hay poca gente en Santa Fe, por esto es necesario evaluar si los costos que significan abrir el negocio valen la pena", agregó el consultado al mismo tiempo que hizo hincapié en el alto costo que se debe afrontar.

Desde el Centro Comercial recordaron que para esta misma fecha en años anteriores los comerciantes optaron por abrir sus puertas en ambas jornadas de feriado pero solo media jornada durante la mañana.