A cinco días de haber sido herido por una bala perdida, Maximiliano Jesús Maidana, de tres años, pasó a una habitación común, dada su evolución, en el Hospital de Niños de Santa Fe.

"Ayer ya empezaron a darle líquidos y ahora hay que hacerle una ecografía para ver cómo están los órganos", contó Fabián, su papá, ahora más aliviado.

El domingo pasado, a las 17.20, en la vereda de Gorriti al 6600 del barrio Loyola, Maxi jugaba con su hermana cuando recibió un impacto de bala que atravesó su cuerpo. Inmediatamente fue trasladado y asistido en el hospital Mira y López y luego fue derivado de urgencia al hospital de niños Orlando Alassia, adonde fue operado de urgencia y quedó internado en observación en la unidad de terapia intensiva.

"En el camino, creí que se me moría. Tiene un Dios aparte, es un milagro. La bala entró a dos centímetros del corazón, le rozó el hígado y el páncreas", relató el padre. La evolución también es rápida. "Van cinco días y es increíble como se recuperó", agregó.

—¿Cómo va a ser volver con Maxi al barrio?

—Va a ser difícil. Una vez a la semana, como mínimo, se escuchan balazos. No va a ser fácil volver, porque hay épocas tranquilas y otras en que vuelven los problemas. Hay meses en los que se puede andar y otros en los que andan armados en la calle. Hace más de 10 años que vivimos en el barrio y es la primera vez que nos pasa algo así.

LEER MÁS: Los vecinos de barrio Loyola, víctimas del enfrentamiento armado entre bandas

El domingo pasado, Maximiliano jugaba con su hermana en la vereda de la vivienda familiar cuando se escuchó una explosión y el nene cayó. Su hermana entró corriendo a la casa y pidió ayuda para su hermanito, que lloraba. Sus padres salieron y vieron que estaba herido.

En el hospital de niños Orlando Alassia, los médicos constataron que el balazo ingresó por la zona abdominal con orificio de salida y lo derivaron de urgencia al quirófano. Allí fue operado ya que tenía perforado el estómago y el páncreas. Quedó internado en la unidad de terapia intensiva en estado delicado.

Investigación

El caso fue denunciado por los vecinos a la central de emergencias 911 y posteriormente llegaron hasta la vivienda los oficiales y suboficiales del tercio de guardia de la Subcomisaría 12ª del barrio Los Troncos, que se hicieron cargo de los primeros tramos de la investigación del caso, no pudiendo determinar todavía el lugar del que provino el balazo que hirió a Maximiliano Jesús Maidana.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del caso y sus detalles a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.