Santa Fe es tierra de cerveceros por excelencia, no hay dudas. Pero si llegara a quedar alguna, este fin de semana, en Nashville, EE. UU., Daniel Llinas se va a encargar de despejarla. Es que entre el 28 y el 30 de abril se va a desarrollar la Copa Mundial de Cervezas (WBC), en la cual participarán 8.200 de distintas partes del mundo y el santafesino en cuestión integrará el jurado de 295 miembros que las catará y evaluará.

La Copa Mundial de Cervezas (WBC) es organizada por la Asociación de Cerveceros Norteamericanos y participarán cervezas de todo el mundo, tanto de países tradicionales en la elaboración como Bélgica, Inglaterra y Alemania, hasta países de Sudamérica como Argentina y Brasil.

Serán 8.200 las cervezas que en sus distintos estilos tratarán de seducir a los paladares más exquisitos y preparados del mundo y, entre ellos, estará el santafesino Daniel Llinas, que desde el 2000 le destina toda su vida a la elaboración de cervezas.

"Es la primera vez que voy a participar de un evento mundial de este nivel y tengo una mezcla de nerviosismo y alegría. Técnicamente, como juez, nos venimos preparando hace mucho tiempo, sumado a toda la experiencia recolectada en estos casi 20 años de trabajo ininterrumpido", contó a UNO Santa Fe Daniel Llinas.

"Es un trabajo que implica mucha responsabilidad y concentración", continuó expresando el cervecero santafesino y subrayó en relación puntual a la tarea que deberá desarrollar como juez de la Copa Mundial: "Son 12 cervezas por hora a las cuales hay que calificar de 8 a 17 durante tres días. Tenemos que premiar a una cerveza por estilo y vamos a disponer de cinco minutos para catar y discutir cada una. Se sirven los 12 vasos juntos y tras el debate se establecen las puntuaciones".

Llinas posee desde el 2010 el certificado de juez BJCP (Beer Judge Certification Program) y desde hace dos años está convocado para participar como jurado en la Copa Mundial de Cervezas (World Beer Cup).

Esta edición contará con el récord de casi 3.000 cervecerías inscriptas y más de 8.200 cervezas concursantes de los cinco continentes. Año tras año el evento internacional se va superando, evolucionando y sumando adeptos.

Tanto Daniel Llinas, como su socio y amigo Federico Zwiener (ambos brewmasters de Cervecería Palo&Hueso), una vez finalizada la WBC, participarán por quinto año consecutivo de la Craft Brewers Conference (CBC) en la misma ciudad de Nashville. Dichas conferencias reúnen no solo a cerveceros de todo el mundo sino también conferencistas que abordan diversas temáticas sobre la elaboración de cervezas, como técnicas sobre marketing, elaboración, levaduras, comercialización y gestión de cervecerías y bares.

Primeros pasos

Si existe una voz autorizada en la ciudad para referirse al mundo de la elaboración de cervezas, es la de Daniel Llinas, quien junto a su socio, Federico Zwiener, dieron un paso trascendental en Santa Fe: abrir las puertas del primer lugar donde se elabora y comercializa cerveza artesanal bajo un mismo techo. Brew Pub nació en 2013 en la Estación Saer de la Belgrano y en la actualidad, con sus 20 estilos de cerveza, es paso obligado para los fanáticos y nuevos "curiosos" del mundo de la "birra" artesanal.

Palo y Hueso es la marca de la cerveza artesanal santafesina que se produce y vende en Brew Pub, pero sus estilos y características que hoy llegan a los santafesinos tienen una historia. "En el 2000 probé en Buenos Aires por primera vez una cerveza artesanal, y ahí todo cambió en mi mundo. Junté a mis amigos y empezamos a soñar el proyecto de armar un bar de cervezas artesanales en Santa Fe", recordó Llinas y continuó: "Comencé a investigar y estudiar en internet para elaborar cerveza. En 2003, meses antes de la inundación, hice la primera, cuando en la ciudad ni se hablaba del tema. Arranque con una heladerita de camping, un par de ollas, unos quemadores y muchas ganas. Estuvimos casi 20 horas tratando de sacar algo, y salió un producto muy bueno, junto al mágico sonido del destape de la primera botella envasada. Ese fue el primer paso que me dio el indicio de entender que se podía hacer algo en la ciudad".