Durante la marcha que realizan este miércoles los trabajadores públicos, en el marco de las primeras horas de paro decretado en reclamo de una recomposición salarial, el secretario general de ATE, Jorge Hoffmann, tildó de "irracional" la medida dispuesta por Miguel Lifschitz de descontar los días no trabajados.

"Este paro no fue ilegal en ningún momento. El derecho de huelga es constitucional y nos extraña mucho que el gobernador genere medidas para frenar nuestros derechos. Es la primera vez, desde que está el gobierno de Obeid, que nos descuentan el día de huelga", dijo Hoffmann.

Y remarcó: "Esto constituye una práctica desleal e insisto en que no corresponde. Por eso confiamos en que el gobernador dé marcha atrás con la resolución, entendiendo que simplemente le estamos planteando que no queremos seguir perdiendo dinero, porque esta Argentina es de todos, no solo de los ricos, también es de los trabajadores".

Asimismo, el secretario general de ATE, aseguró que espera que Lifschitz "se ponga a la cabeza de la lucha para ponerle un freno a Macri con la suba de tarifas". "No queremos seguir perdiendo con la inflación. Un trabajador que gana 16.000 pesos y paga 6.000 pesos de tarifas, no puede mantener dignamente a su familia", cerró.

La postura de los docentes

A la cabeza de la manifestación estuvo la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, quien aseguró que "el paro en las escuelas de toda la provincia es total". "A pesar de las presiones, los aprietes y las amenazas de descuento, el gobierno no ha podido lograr que los docentes no cumplan con una medida que votaron en asamblea", dijo.

Y agregó: "Esperamos que el gobierno nos escuche. Queda claro que los maestros piensan que es necesario un aumento".