Un conflicto en un barrio privado vuelve a poner sobre la mesa la regulación respecto a la tenencia de algunas razas de perros como mascota. Esta vez, sucedió en un country de Santo Tomé. Un vecino, que se mudó este fin de semana, se niega a abandonar sus dos pitbull, pese a que el reglamento interno del lugar no lo permite.

Vecinos de Altos de la Ribera aclararon a UNO Santa Fe que "desde que se creó el barrio estuvo prohibido" y que se trata de una norma histórica, para nada reciente.

LEER MÁS: Santo Tomé quiere regular la tenencia de perros "peligrosos": conocé el listado de razas

Es que en el country se quisieron adelantar a un conflicto de convivencia y en septiembre del año pasado convocaron a una asamblea de vecinos. En la misma se abordó la posibilidad de que los animales en cuestión ingresen, como medida excepcional, y bajo algunas condiciones. Los vecinos terminaron rechazando esa posibilidad por unanimidad.

Poco pareció interesarle al nuevo vecino el resultado de aquella votación y el reglamento interno del barrio privado que se encuentra a la vera de la autopista Santa Fe - Rosario. Este sábado, la familia se mudó a su nueva casa y lo hizo con sus dos mascotas.

LEER MÁS: Insistirán en regular la tenencia de perros peligrosos en la provincia

Un escribano público se hizo presente el fin de semana para constatar la presencia de los animales e intimó al propietario a que en 48 horas retire los pittbull. En caso contrario, comenzaría a correr una acción judicial.

Los padres se muestran temerosos por el riesgo que podrían correr sus hijos. "La preocupación es clara y obvia" dijo un padre a UNO Santa Fe. Al mismo tiempo, aprovechó la oportunidad para recordar los antecedentes violentos de esta raza, tanto para con otras razas, como para las personas: no solo chicos, sino adolescentes y adultos.

Los vecinos aclararon a este medio que no se trata de algo personal "contra los nuevos integrantes" del vecindario, sino que simplemente se sienten amenazados por los animales. En tanto, reclaman que se cumplan las normales que convivencia que rigen en el country.

Apoyo en SOS Pitbull Santa Fe

No pasó mucho tiempo para que la polémica llegue a redes sociales. Los posteos en apoyo a la familia se multiplicaron a través del muro de Facebook SOS Pitbull Santa Fe. Se pueden ver imágenes de los animales jugando y conviviendo con el grupo familiar, incluso con los más chicos.

"Fuerza familia ...una vida no se compra ..no separen estas bellezas de su familia", se puede leer en redes sociales. "Desde SOS Pitbull repudiamos este acto del famoso barrio privado Altos de la Ribera, ya que es un claro acto de discriminacion a la la raza. Cabe destacar que esta familia tomo todas las medidas de seguridad que le exigieron a la hora de comprar el terreno, desde cerramiento a caniles", agrega.

La comunidad de personas que defiende a esta raza, le pide al Country que revierta la decisión y finaliza: "Una vida no se abandona por un reglamento interno"

">