Santa Fe
Domingo 01 de Enero de 2017

Conicet: "La estabilidad del sistema y el crecimiento de la investigación aún no se concretó"

La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación dijo que ve con preocupación la disputa que mantienen los investigadores con el Gobierno nacional. Aseguró que no ve mal que crezca la investigación en las universidades y que debería haber un equilibrio para que el Conicet no sea la única puerta hacia la investigación en el país.

La flamante ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia, Érica Hynes, cuenta en su currículum un largo recorrido en el Instituto de Lactología Industrial, perteneciente a la Universidad Nacional del Litoral y al Conicet. En la entrevista con UNO Santa Fe la funcionaria se refirió al conflicto que viven desde hace un tiempo los trabajadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y su impacto en Santa Fe.

—¿Cómo analiza el conflicto entre los investigadores del Conicet y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación?
—Lo veo con mucha preocupación porque en principio si bien el Conicet venía creciendo y había logrado invertir la pirámide etaria con el ingreso de muchos jóvenes durante años, porque el Conicet tenía un grave problema de envejecimiento, quedaban unos años más de ingreso masivo y eso fue lo que se frenó antes de tiempo. Lo que se conversó fue que eso iba a ser a cambio de un crecimiento de la ciencia y la tecnología en las universidades, lo que no está mal porque de hecho la función ciencia y técnica estuvo parada durante muchos años ya que había muy poco presupuesto, las dedicaciones con mucha carga de tiempo son escasas en muchas universidades todavía. Por eso digo que parece favorable diversificar y que no sea solo el Conicet el que haga investigación. Pero eso quedó en anuncios y ese programa aún no se pudo concretar. Todo eso hace que miremos con inquietud el panorama porque las señales, primero de estabilidad del sistema, y luego de crecimiento de las áreas de las universidades aún no se concretaron.

—¿Trasladar investigadores del Conicet a las universidades puede ser interpretado como bajar un escalón en la investigación científica?
—No, de ninguna manera. La investigación en la universidad puede ser igualmente prestigiosa y de calidad y excelencia tal cual como en el Conicet. Simplemente lo que se requiere es una planificación para esto.

—¿Eso es algo que el Conicet ya tiene?
—En realidad el Ministerio tenía un plan que era el Argentina 2020 y ahora se está discutiendo un nuevo plan que es el Argentina 2030. Lo que es cierto es que el Conicet en los gobiernos anteriores pasó a tener un elevado protagonismo en la ciencia nacional y las universidades perdieron algún recurso en favor de este mecanismo más centralizado del Conicet. En mi opinión debería haber un equilibrio y la ciencia también debería ser sostenida y financiada en las universidades porque ahí se puede hacer muy buena ciencia. ¿De dónde salen los científicos del Conicet si no es de las universidades? Por eso creo que ambos sistemas, el universitario y el no universitario, deberían actuar en sinergia y no competir. Creo que eso sería favorable para la calidad de toda la ciencia argentina. Me gustaría ver un plan integral, yo participé durante muchos años de la comisión de Ciencia y Técnica del Consejo Interuniversitario Nacional, y las universidades están ávidas de hacer buena ciencia y para eso necesitan recursos y el diálogo con el Conicet debe ser de complementación y no de competencia.

—¿Cómo impacta ese conflicto del Conicet en Santa Fe?
—En Santa Fe hubo una veintena de jóvenes que no ingresaron a fines de 2016 y algunos de ellos habían encontrado un trabajo en el sector productivo en las empresas que tienen algún desarrollo y que pueden incorporar doctores; otros concursaron e ingresaron en el Estado provincial como trabajadores de planta, lo que es muy bueno para la provincia porque cuenta con esos recursos humanos altamente calificados; y otros fueron insertos en estos programas de las universidades, tanto en la de Rosario como en la del Litoral donde están tramitando ser profesores o jefes de trabajo práctico de dedicación exclusiva.

—Uno supone que para esas personas fue una alternativa ante la prioridad que tenían.
—No es lo que esas personas pidieron porque habían pedido ingresar al Conicet para ser investigadores. Pero ahora tuvieron esta oferta de ser docentes universitarios y hacer su investigación en ese marco. Algunos declinaron de esa oferta, pero la mayoría aceptó.

—¿Hay alguna posibilidad de que Santa Fe desarrolle un instituto propio de investigación?
—En realidad, Santa Fe como provincia puede participar de institutos multipartes. Pero más interesante es la conformación de conglomerados de aceleración de proyectos productivos junto con el sistema científico. Creo que ahí está nuestro rol más importante. Más que tener un instituto físico donde tener investigadores es mejor actuar siempre articulando en torno a problemáticas y proveyendo fondos para que eso se pueda garantizar y no tanto aglutinando los mismos actores en un lugar diferente.