El mundo del pedestrismo se mostró conmocionado con una tremenda noticia. El santafesino Osvaldo Norberto Carrizo, de 55 años, murió este domingo mientras que corría una nueva edición del medio maratón de Buenos Aires producto de un paro cardiorrespiratorio.

Cuando el resto se dio cuenta de la situación fue asistido tras desplomarse cuando transitaba el kilómetro 4. Con mucha celeridad fue trasladado hasta el Hospital Fernández, pero ya era demasiado tarde, pese a los esfuerzos denodados por reanimarlo. La Asociación Ñandú, organizadora de la competencia y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, brindaron asistencia inmediata a sus familiares y publicaron el comunicado donde se indica sobre la muerte del corredor:

"La nota triste de la jornada fue el fallecimiento -por un paro cardíaco- de un corredor, poco después de la largada. Osvaldo Carrizo, santafesino de 55 años, se desvaneció a la altura del kilómetro 4. Ello sucedió a las 8 y al instante fue atendido por un cardiólogo y trasladado en la ambulancia -que se encontraba allí- hasta el Hospital Fernández, donde llegó 7 minutos después. Sin embargo, no pudo ser recuperado y la causa del deceso fue "paro cardiorrespiratorio, fibrilación venticular". Tanto desde la Asociación Ñandú, organizadora de la competición, como del Gobierno de la Ciudad, se brindó la asistencia inmediata y las medidas de asistencia a sus familiares".

Un cachetazo del destino indudable para esta jornada que dejó muchos detalles importantes, con una marco multitudinario y con participantes bajando sus mejores marcas, pero todo se tiñó de oscuro con esta noticia que involucró a un nacido en la Ciudad de Garay. Carrizo no era un improvisado ni mucho menos, ya que era un apasionado y adepto a esta disciplina, con un montón de carreras en el lomo.

Gozaba de una salud plena y mantenía un orden riguroso, pero se encontró ante esta desgracia que vaya a saber a ciencia cierta por qué se dio. El deporte santafesino está otra vez de luto.