El trabajador de 23 años accidentado en la fábrica Purina de Sauce Viejo continúa en terapia intensiva y su pronóstico reservado. Así lo indicaron desde el Hospital Cullen, efector de salud que recibió al joven a las 7:30 de este viernes, con lesiones en los huesos de su cara y fractura de cráneo.

Desde la dirección del nosocomio indicaron que el paciente atraviesa un posoperatorio, producto de una cirugía de cráneo descomprensiva. Señalaron como aspecto positivo que se encuentra estable luego de dicha intervención y con estabilidad hemodinámica.

Los profesiones esperan que pasen 72 horas para tener un diagnóstico precoz de la situación neurológica del trabajador.

Si bien no pudo ser confirmado el motivo del accidente, el mismo habría ocurrido con un montacargas de la empresa. Aparentemente, el empleado conducía uno de los autoelevadores cuando al asomar la cabeza para mirar, otro de los vehículos lo golpeó en la cabeza.