El martes, el contrapunto entre la Municipalidad de Santa Fe y la Empresa Provincial de la Energía tuvo un nuevo capítulo, luego de que se frustrara una reunión en la que ambas partes iban a coordinar cuestiones atinentes a la rescisión del contrato por el alumbrado público de la ciudad. El intendente decidió no asistir al encuentro luego de que la empresa le envió esa misma mañana las boletas correspondientes a marzo y abril que totalizaban un consumo de 21 millones de pesos.

LEER MÁS: La EPE entregó a la Municipalidad las facturas por el abastecimiento de electricidad a espacios públicos

Fue así que, lo que iba a ser un cónclave para dialogar y ponerse de acuerdo respecto de esta nueva situación, terminó derivando en conferencias de prensa por separado del municipio y de la EPE. El primero en hablar fue José Corral, quien cuestionó el envío de las facturas y el monto de las mismas, horas antes del encuentro, y también solicitó una reunión con el gobernador para con quien dijo buscará arribar a una solución técnica que indique cuánto consume la ciudad de Santa Fe y se establezca un pago justo.

LEER MÁS: Corral dijo que no va a pagar lo que no corresponde a la EPE

Minutos más tarde, el presidente de la Empresa Provincial de la Energía, Maximiliano Neri, le contestó y manifestó que el accionar del mandatario fue premeditado, y tendiente a "estar en la escena", aprovechando una disputa que "no tendría que ser política".

LEER MÁS: Alumbrado público: para la EPE, el accionar de Corral "es premeditado"

Este miércoles por la mañana, la secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, también se refirió a lo sucedido y afirmó que si Corral hubiera querido discutir la facturación debería haberlo hecho antes de rescindir el contrato.

"Eso no sucedió. Se rescindió intempestivamente, unilateralmente por parte del intendente. Nadie lo obligó a rescindir el contrato y nunca tuvimos una charla previa, ni desde la Secretaría de Energía, ni desde la EPE", resaltó la funcionaria en diálogo con el programa Santa Fe Directo que se emite por Canal 13.

"En este momento lo que se está cobrando es algo que ya se gastó. Nadie se sienta a discutir cuánto ya gastó porque estaba incluido dentro de los supuestos de la Empresa Provincial de la Energía para la compra de la energía a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico). O sea, esa energía ya se usó y hay que pagarla a Cammesa", agregó.

En ese sentido, Geese sostuvo que si había algo que discutir, con respecto a esas dos facturas que son de abril y de mayo, la Municipalidad debería haberlo hecho antes de los meses de abril y mayo, que son los facturados.

"La idea era sentarse ayer para ver cómo de ahora en adelante se mide el consumo de Santa Fe. Si el intendente quiere hacer una nueva estimación con la UTN, como la que tenemos ahora que dio lugar a esta factura y poner medidores en cada una de las columnas de alumbrado público, no hay problema. Para la EPE no es ningún inconveniente cómo se mide. Si es menos o si es más no es un problema", explicó.

Por último, la secretaria de Energía dijo que "para adelante se puede ver todo, y seguramente los equipos técnicos tendrán que sentarse a ver cómo de ahora en adelante se avanza, pero para atrás estas son facturas de consumos que ya se realizaron y que alguien tiene que pagar".

"El intendente no puede pretender que lo que ya consumió lo pague el resto de los santafesinos", concluyó.