De aprobar los incrementos solicitados en la última audiencia pública, alrededor del 60 por ciento de los clientes de Litoral Gas pasarán a pagar 257 pesos más por mes. Se trata de los usuarios que consumen menos de 850 metros cúbicos (promedio anual).

Son aquellos que venían pagando una factura de 470 pesos y que desde abril pasarán a pagar 727. Es un aumento del 54 por ciento y que está vinculado a tres factores: el valor del gas, el transporte y la distribución del mismo. La mayor parte de la nueva suba se lo lleva el gas (44%), impuestos (28%), distribución (14%) y transporte (11%).

[Lamberto pidió no considerar el aumento que pretende Litoral Gas]LEER MÁS: Lamberto pidió no considerar el aumento que pretende Litoral Gas

El gobierno nacional continúa con el camino de quita de subsidios al gas. El sendero de actualización ideado por el Ministerio de Energía y Minería comenzó en octubre de 2016 y piensa terminar en octubre de 2019, año en el cual se piensa llegar a un precio de "equilibrio" y a un escenario de mayor competencia. Se trata de una actualización semestral y en "forma gradual", de acuerdo a lo solicitado por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Respecto a los mercados regulados, como el de transporte y el de distribución (Litoral Gas), la cartera que conduce Aranguren determinó en 2016 un aumento determinado y un volumen de inversiones asociadas. Dichas subas se pensaron en tres partes: abril de 2017, octubre de 2017 (postergado por las elecciones a diciembre) y otro en abril de 2018).

LEER MÁS: Litoral Gas solicitó aumentar su tarifa en un 54 por ciento durante una audiencia pública

Desde Litoral Gas explicaron a UNO Santa Fe que el objetivo es cumplir con la meta de inversiones: "Hasta la fecha nosotros llevamos invertido $340 millones. En el 2018 vamos a invertir alrededor de $400 millones. En abril de 2022, Litoral Gas va a tener que haber invertido $2.290 millones de pesos", señaló a UNO Santa Fe el gerente de Relaciones Instituciones de la empresa, José María González.

El representante de la compañía distribuidora del fluido en Santa Fe explicó que podría ser la última actualización hasta el 2022. "De acá al 2022 nos tenemos que manejar con esta tarifa. Va a haber ajustes en el precio del gas pero no en la distribución o transporte. Podrá tener ajustes semestrales por índice de precio mayorista pero no hay ninguna modificación más en el margen de distribución. Es el valor de equilibrio para poder hacer las inversiones en el plazo de cinco años", explicó.

Los beneficios sociales van a continuar pero con algunos cambios. La tarifa social, que perciben 140.000 usuarios en Santa Fe, continuará pero con algunos topes de consumo. Por otro lado, quienes ahorren un 20 por ciento respecto al año 2015 serán bonificados. Cabe aclarar que la opción del pago desdoblado de la factura continúa.