El jueves pasado se dio un megaoperativo policial con 35 allanamientos simultáneos y en el que terminó siendo detenido hasta Noray Nakis, vicepresidente primero de Independiente. Otro de los allanamientos fue en la casa de Roberto Petrov, uno de los principales guardaespaldas del presidente del Rojo y dirigente sindical, Hugo Moyano.

Al llegar los efectivos a la casa del Polaco, una de las cabezas de la barra brava que comanda Pablo Bebote Álvarez, se resistió a los tiros y terminó hiriendo en las piernas a dos de ellos.

Finalmente, la policía tuvo que abrir el portón con un golpe de una camioneta, generando imágenes que parecen sacadas de una película.

Imperdible: