La nueva Fiscalía de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe espera los legajos de la causa que investiga irregularidades en las horas Ospe (Orden de Servicio de Policía Extraordinaria) que tiene alrededor de 200 efectivos policiales bajo la lupa y que fue iniciada por el fiscal, Roberto Apullán.

La causa investiga una presunta defraudación al Estado por horas facturadas en la fuerza provincial que luego no se trabajaban.

Según pudo saber UNO Santa Fe, hasta esta mañana, la flamante área de investigación no recibió ningún legajo en torno a esa pesquisa. Los mismos se encuentran a cargo del propio Apullán en su Fiscalía y fueron requeridos el 12 de octubre.

• LEER MÁS: Escándalo judicial: apartaron al fiscal que investigaba tres causas "calientes"

Por esta razón, la causa Horas Ospe, formará parte de unos 2 mil expedientes que se encontraban repartidos en diversas Fiscalías -con las que cuenta el propio Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe- y que tras la "reorganización" -que fue indicada por el fiscal regional Carlos Arietti ayer, en conferencia de prensa- tendrán su curso en Delitos Complejos.

Dicha reorganización comenzó a principios del mes de octubre y fue en razón, según explicaron voceros del organismo, de que para esa fecha el cuerpo de fiscales de la regional había culminado los turnos. En efecto, se escogió ese momento para realizar la reorganización y la derivación de causas penales a las fiscalías especializadas: Violencia de Genero, Familiar y Sexual y Delitos Complejos -que implica Violencia Institucional y Corrupción y delitos económicos-.

El día después

En torno a lo que fue la frustrada audiencia de imputación del Comisario, Adrián Rodríguez, ayer por la mañana, este viernes trascendió que Apullán fue quien notificó a la defensa del imputado un día antes de la audiencia.

Ese acto, fue cuestionado desde las autoridades del Ministerio Público de la Acusación, ya que los mismos indicaron que el propio fiscal se encontraba apartado de la causa desde el 12 de octubre, fecha en la que fueron creadas dichas Fiscalías especiales.

No obstante ello, ayer, a primera hora, Apullán acudió a la sede del MPA para efectuar la audiencia imputativa a Rodríguez, pero unos minutos después, ingresó una cedula del fiscal regional, donde le reiteraba que se encotraba fuera de la causa que investigaba al jefe de la UR V de Rafaela, al igual que las de horas Ospe y la de desvío de fondos de parte del municipio al programa Iniciativas Comunitarias.