La nadadora Pilar Geijo, cuatro veces campeona mundial de aguas abiertas, expresó su emoción por el ingreso al Salón de la Fama.

Geijo, de 33 años, fue incluida el sábado pasado en la ceremonia que se llevó a cabo en Londres y no ocultó su sentimiento: "Se me cayeron las lágrimas porque es un premio que trasciende todo".

La nadadora aseguró que "todo el tiempo" fue consciente de la obtención del premio porque se trata de "lo máximo" en la proyección de un deportista.

"Hubo un instante, cuando la presentadora relató todo lo que había conseguido, donde sentí una emoción profunda, no lo podía creer, pensé que hablaba de otra persona. Fue un momento realmente fuerte, y claro, un sueño hecho realidad", aseguró Pilar.

"Cuando tenía 16 años visité por primera vez el Salón de la Fama de Florida, en Estados Unidos, y soñaba con estar ahí. Cuando recibí una llamada felicitándome por mi incorporación, se me llenaron los ojos de lágrimas". relató Geijo.