Automat S.A., la empresa que tiene a cargo la construcción del desagüe Espora en la ciudad de Santa Fe, decidió suspender por 20 días a 55 obreros. En la notificación enviada a los trabajadores, la compañía aduce "incumplimiento de los términos contractuales", aunque no especifica el motivo principal por el cual decidió detener los trabajos de una obra cuyo financiamiento proviene del gobierno nacional.

Esta mañana, mientras los obreros nucleados en la Uocra se manifestaban en el obrador, el intendente José Corral volvió a insistir: "La empresa tiene que hacer los trabajos, para eso presentó una propuesta en la licitación y firmó un contrato. Los pagos están al día".

El mandatario dijo que desde el municipio está "acompañando los trámites" que debe realizar la empresa ante el gobierno nacional para "que no haya ninguna excusa". En esa línea, destacó e insistió: "No hay atraso en los pagos. En una economía con inflación siempre hay trámites por las redeterminaciones pero esto está dentro de lo normal. la empresa tiene que cumplir con el contrato".

"Nosotros los intimamos y les pusimos una multa sino cumple con ciertas tareas que esperamos que las cumplan. Lo que todos queremos es que la obra avance. Además genera muchos puestos de trabajo", expresó.

En tanto, reconoció que las demoras genera más inconvenientes que los habituales entre los vecinos. "Hemos acompañado en estos días a los vecinos reponiendo algún servicio, ayudando en algunas de las molestias que las obras siempre traen. Cuando hay demoras de la empresa, como en este caso, las molestias son un poco mayores. Estamos casa por casa, viendo con los vecinos cómo desde la municipalidad podemos ayudar para aliviar estos trastornos que son lógicos en las obras".

Avance de obra

La obra en la actualidad tiene un avance del 50%. Se proyecta que esté terminada para principios del año próximo. Vale señalar que este desagüe, que es impulsado por el Gobierno de la Ciudad y financiado por Nación, será capaz de transportar más de 82 millones de litros de agua de lluvia por hora conduciendo los excedentes pluviales desde la zona de Facundo Zuviría y Risso, hacia el oeste y hasta el Reservorio Hipódromo, desde donde el agua sale al río Salado a través de la Estación de Bombeo N° 5.

A lo largo de unos 4 kilómetros, la obra colectará el agua de lluvia de barrios Sarmiento, San Martín, San José, Belgrano, Facundo Quiroga, Villa Las Flores, Scarafia, Los Ángeles y el Tránsito, de manera directa, con lo que beneficiará a 70.000 vecinos de la ciudad.

Inscripto en el Plan Director de Desagües Pluviales desarrollado por el Instituto Nacional del Agua (INA), el emblemático proyecto de ingeniería hidráulica es financiado con fondos específicos de Nación destinados a esta obra.