El tren N° 9782 de Trenes Argentinos descarriló el lunes por la noche a la altura de Vélez Sársfield al 5000. La máquina y el primer vagón perdieron su curso por el mal estado en el que se encuentran las vías. El vehículo, conformado por 48 vagones, es un modelo de 2017.

La locomotora quedó tendida a un lado de la vía frente a un gran socavón que se encontraba lleno de basura. "Si el pozo no hubiera estado, el tren podría haber seguido su rumbo", sostuvo el personal de Trenes Argentinos que se encontraba en el lugar coordinando las tareas para que el transporte retomara su camino.

Las tareas para que el tren vuelva a circular demandarán unas cuatro horas. El tránsito no se vio afectado y se puede circular de manera normal.