Las estaciones de servicio seguirán recibiendo tarjetas de crédito por lo menos hasta enero. Si no logran una respuesta a sus reclamos, la idea que tiene el sector es cortar esta forma de pago en forma paulatina. Así lo resolvió la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) en Buenos Aires.

LEER MÁS: Aumentó un 6% la nafta en Santa Fe y la premium ya pisa los 28 pesos el litro

Cabe recordar que un grupo de empresarios, liderados por la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni), de Santa Fe, y la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac), de Córdoba presentaron un pedido para suspender en todo el país la venta por tarjeta de crédito. El sector reclama que las entidades emisoras de plásticos cobran una comisión de 1,5 por ciento y que pagan las operaciones a un plazo de 28 días, por lo cual piden una mejora en las condiciones. El sector financiero viene bajando las comisiones, según el convenio firmado en marzo de este año por bancos y comercios.

El presidente de Cecha, Carlos Gold, aseveró al sitio web Surtidores.com: "Estamos muy preocupados por este arrollamiento que las entidades de tarjetas hacen sobre la economía de nuestro sector, avasallando con el 15 por ciento de la rentabilidad".

A este problema, el directivo sumó la otra pata de las causas que perjudican al expendedor, la cual pasa por el plazo de cobro de estos montos. "Recién cobramos a los 30 días de la venta y las tarjetas nos siguen reteniendo un gran volumen de impuestos cuyo saldo a favor que nos genera, se nos hace imposible de recuperar".

Desde la confederación decidieron estas medidas para "exigir que esta situación se revierta". Por ello, se realizará en forma gradual, por zona y en diferentes horarios, "con la intención de perjudicar lo menos posible a los clientes".

Entre las opiniones que se dieron en la reunión, desde los diferentes representantes hubo coincidencias en el hecho de que los emisores de plásticos deben dar de baja estos aranceles y reducir los plazos de acreditación, para fomentar las ventas y reducir el uso del efectivo para beneficio de todos.