Desde las 8, trabajadores del Senasa Santa Fe manifiestan su más enérgico repudio y el absoluto rechazo "al ajuste salvaje e irracional, que nuevamente pone a los trabajadores como variable de ajuste".

"Desde ATE veníamos advirtiendo los trascendidos de inminentes despidos (no renovación de contratos) en el Senasa, tristemente hoy son un hecho concreto que explotó en muchas regionales, y como también lo habíamos manifestado nuestra regional no quedó fuera de este ajuste, por el contrario, según los datos que manejamos es una en las que más compañeros están en las listas negras, hasta el momento veintitrés, a la mayoría de los cuales ya se les informó telefónicamente que no se les renovaría sus contratos, incluyendo contratos artículo 9, como ArgenInta", señalaron desde el gremio.

Y explicaron: "Apenas tomado conocimiento de esta situación, se convocó a todos los compañeros, a concurrir a nuestro centro regional, para celebrar una asamblea a fin de informar el alcance y la gravedad de este anunciado ajuste".

Con una importante concurrencia, se desarrolló la asamblea en la que se informó a los presentes respecto de la no renovación de contratos, eufemismo que pretende ocultar el termino real que es despidos; en esta regional y en otras, con las que tuvimos contacto permanente a fin de unificar una estrategia común para enfrentar la situación.

Luego de escuchar las distintas opiniones, se resolvió:

- Declarar el estado de asamblea permanente y movilización, sin descartar otras medidas de acción que se irán consensuando y articulando con las demás regionales.

- Convocar a todos los compañeros trabajadores a participar, en el marco del estado de asamblea permanente declarado, a concurrir el próximo día 2 de enero de 2018, a partir de las 8 horas, a este Centro Regional, donde manifestaremos nuestro más enérgico repudio y el absoluto rechazo a este ajuste salvaje e irracional, que nuevamente pone a los trabajadores como variable de ajuste y realizaremos una nueva asamblea a fin de definir las medidas de acción directa a tomar en caso de persistir la actual situación.

- Conformar un Comité de Crisis, a sus efectos.

- Iniciar una campaña de difusión por todos los medios, informando al conjunto de la sociedad respecto de las consecuencias del proceso de desguace del Senasa, del que el despido de compañeros es hoy el hecho más grave, pero no el único, ya que paralelamente se viene aplicando un severo desfinanciamiento del organismo corroborado por el presupuesto 2018, además se avanza en la disolución de varios Centros Regionales, la suspensión de programas y de controles y tercerización de funciones indelegables del Estado; medidas todas que llevan a una parálisis o inoperancia del Senasa que pone en grave riesgo el estatus zoo y fitosanitario del país y el control de los alimentos, por ende la salud de la población.