Este jueves por la tarde el termómetro superó los 40 grados. Pasadas las 20, la temperatura alcanzó los 31 grados en promedio. Para esta noche, se espera que el cielo continúe despejado a algo nublado con vientos moderados o regulares del sector norte con algunas ráfagas.

El mismo organismo informó que mientras en altura se mantiene la acción de los flujos de aire relativamente más fríos proveniente desde el sur del continente, en superficie actúa una masa de aire cálido y seco. Esta situación permite que las jornadas se mantengan estables con suave ascenso de las temperaturas.

No obstante ello, un sistema frontal, poco activo que arribaría a la región entre el viernes y el sábado debería generar algunas lluvias débiles y descenso de las temperaturas mínimas.

Según el Centro de Informaciones Meteorológicas de la UNL, para el viernes el cielo estará "mayormente despejado pero con aumento de la nubosidad hacia la tarde o noche. Condiciones estables pero desmejorando con el transcurso del día. Posibilidad de lluvias débiles y dispersas hacia la tarde/noche. Temperaturas en descenso de las máximas y poco cambio de las mínimas. Vientos moderados del sector norte/ noroeste, cambiando a leves o moderados de sur".

Este viernes las temperatura máxima podría alcanzar los 38 grados y una mínima de 22. Ya para el sábado se espera que ronde entre los los 18 y los 35, y para el domingo la máxima tocaría los 37.

El sábado podría traer alguna posibilidad de lluvias débiles y dispersas durante las primeras horas del día y condiciones algo inestables pero mejorando. Además, las temperaturas irán en descenso de las mínimas y poco cambio de las máximas, con vientos leves a moderados del sector sur/sureste.