El Estado provincial detectó 29 casos, entre los que hay directivos, docentes y asistentes escolares de distintas localidades, que pidieron licencias médicas cuando en realidad estaban de viaje en el exterior en el último año y medio. Por lo que se abrieron expedientes y denuncias penales. Si bien se trata de casos aislados, a diferencia de lo detectado a unos 50 médicos que firmaron una enorme y muy llamativa cantidad de licencias a docentes en 2015, la convalidación de estos profesionales los puso bajo la lupa.