Santa Fe
Martes 06 de Marzo de 2018

Educación interviene para frenar el caos del UPD (Último Primer Día) de los quintos años

Se trata de una "juntada", previa al inicio del ciclo lectivo. El Ministerio pide un abordaje institucional pero también familiar.

Los antecedentes de "desmanes" y "excesos" impuestos por los jóvenes que ingresan a 5º año de las escuelas secundarias, en lo que ellos denominan el UPD (Último Primer Día), determinaron este año la intervención del Ministerio de Educación de la provincia que, a través de una carta que se hizo llegar a las instituciones de este nivel en las ciudades de Santa Fe y Rosario, busca incitar al cambio de modalidad de los mencionados festejos.


Y es que desde hace algunos años los adolescentes convirtieron en tradición las "juntadas" previas al ingreso a las aulas para celebrar esta fecha tan significativa, acciones que en algunos casos no terminaron de la mejor manera, registrándose el acceso de chicos a las aulas alcoholizados, roturas de mobiliarios, entre otros actos.


En consecuencia, Educación elaboró en este 2018 una carta dirigida a los directivos de las escuelas, donde se los invita a elaborar estrategias en conjunto con los chicos y sus padres para lograr que esos UPD puedan efectuarse de manera pacífica y ordenada, sin afectar la vida institucional, respetando la convivencia ciudadana, cuidando el mobiliario público y el de la escuela.


Consultado sobre este tema, Mario Ramos, referente de Bienestar Estudiantil del Ministerio de Educación, comenzó a explicar: "Es importante destacar que somos conscientes de que los hechos que denotaron excesos indebidos en este tipo de festejos no se registraron en todas las escuelas, que no es justo generalizar. Por tanto lo que se hizo fue enviar una carta para que sea cada entidad la que analice cómo trabajar el tema".



"Los festejos no son contradictorios a las normas que toda sociedad tenga que tener", aclaró Ramos e indicó que ante este tipo de situaciones el Ministerio de Educación procede a "hablar con las familias y los estudiantes tratando de que entiendan que se puede festejar esta última etapa pero siempre poniendo el acento en las instituciones, el cuidado y el respeto".



El funcionario aclaró que no en todas las instituciones hubo descontrol, aunque reconoció que hubo algunos excesos: "Lo que hemos visto y nos han informado, no en todos, hubo algunos desmanes. A veces los chicos cometen excesos indebidos. No es justo generalizar".



Asimismo, Ramos consideró como fundamental abordar el tema en el seno familiar, "ya que los valores de convivencia lo transmiten no solo las instituciones educativas, sino también las familias".


¿Cómo el último día?


Las postales se podrían confundir. "Festejan porque es el último día de clases", advertiría más de uno. Pero no, se trata del inicio. Como el propio nombre y juego de palabras lo indica: "Último primer día".


Eso sí, quizás no sean con la misma intensidad y furor. Lo cierto es que ninguno de estos encuentros terminó mal, como sucedió a fines del año pasado.

El 17 de noviembre pasado, durante los festejos por la finalización del año lectivo de la Escuela Industrial Superior, el Cobem municipal debió trasladar a una chica de 17 años desde inmediaciones de la institución hasta el hospital José María Cullen a causa de una intoxicación alcohólica luego de una fuerte ingesta durante la celebración.


Todo ocurrió en el contexto de los festejos de los alumnos que incluyó cortes de calle y la llegada de vehículos con bebidas alcohólicas. En ese marco fue rescatada una adolescente que debió ser asistida por los médicos de la Emergentología del Cullen.