Desde el Ministerio de Educación confirmaron que un total de 29 personas, entre las que figuran docentes, asistentes escolares y directivos, estafaron al Estado con licencias truchas.

Esto fue confirmado tras el entrecruzamiento de datos que realizaron con la colaboración de migraciones y a través del cual se constató que en el período que los docentes habían solicitado licencia, se encontraban fuera del país.

LEER MÁS: Las licencias médicas docentes bajaron 10 por ciento en el primer semestre

La ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, adelantó que todos los casos están documentados y se llevará a cabo una denuncia penal en conjunto con un sumario administrativo. "Tenemos toda la información de migraciones en el período en que el docente registra una licencia médica con la firma de un profesional que esto es lo más grave", agregó la funcionaria.

Sobre las sanciones que les caben a los involucrados, Balagué adelantó que estas se evaluarán en relación al caso. "En caso de que sea una estafa reiterada, hay sanciones que pueden llegar a través del sumario administrativo a una exoneración del cargo; en otros casos son descuentos de meses de trabajo de acuerdo a cada uno".

Balagué calificó como un efecto secundario los prejuicios económicos que estos pedidos de licencias falsas generan a las arcas del Estado provincial, aunque recalcó que la suma es importante por tratarse de dinero público. "Están estafando a todos los santafesinos cuando se toma este tipo de licencias. Nosotros estimamos que a partir de los últimos controles hubo una diferencia de unos 400 millones de pesos".

En esa línea afirmó que desde el año pasado se logró disminuir de un 18% a un 9% el ausentismo docente. "Lo que es un dato muy positivo que se sostiene desde el año pasado. Esto permite contratar más docentes donde hace falta más cursos y cargos docentes, impacta en la infraestructura escolar, en el equipamiento, todo construye para mejorar la educación".