El gobierno provincial decidió incorporar a su red vial el último tramo de la autopista Santa Fe-Rosario. Un sector donde intervenían tres jurisdicciones, lo que generaba dificultad para el mantenimiento del mismo; por ese motivo Vialidad se hará cargo y lo transformará con obras.

La provincia tomó posesión de un tramo de la autopista Santa Fe-Rosario, que estaba bajo la órbita de la Municipalidad de Santa Fe, para intervenir y mejorar dicho sector (de 1050 metros) con obras y mantenimiento.

De esta manera, el gobierno provincial incorpora a la red vial el sector comprendido del kilómetro 155,02 (cabecera este del puente sobre el río Salado) al kilómetro 156,07 (calle Estrada). El reclamo de los vecinos de falta de iluminación, baches y agua en la calzada, motivaron la decisión de que Vialidad Provincial se haga cargo de este importante ingreso a la ciudad.

"Es una iniciativa del gobierno provincial para jerarquizar la autopista Brigadier López, arteria troncal de la producción y la industria", explicó el administrador de Vialidad, Pablo Seghezzo, quien argumentó: "Veíamos que este tramo no estaba en las condiciones que queremos para nuestra autopista Santa Fe-Rosario, ya que la provincia invierte mucho en ella para convertirla en una de las mejores autopistas del país, y decidimos reincorporarlo para transformarlo con obras".

Asimismo, desde el gobierno provincial confirmaron que comenzarán con los trabajos de limpieza, desmalezado, tareas de señalización, cambio de guardarraíl, colocación de iluminarias led, para luego repavimentar dicho tramo; iniciativas que mejorarán la transitabilidad y la seguridad vial.

Además, explicaron que hasta la semana pasada había tres jurisdicciones interactuando en la parte vial del ingreso a Santa Fe, y eso generaba "una dificultad en coordinar las acciones para que esté bien mantenido el sector". Por un lado, el tramo que le correspondía el mantenimiento al municipio, el sector propiamente de la autopista bajo la órbita provincial, y los rulos y ramas de acceso a la Circunvalación de Santa Fe, responsabilidad del gobierno nacional.

Avances

Con una inversión de más de 750 millones de pesos se trabaja en dos frentes de obras para reconstruir 100 kilómetros de esta importante autopista, la primera que se construyó en el país con fondos provinciales.

En este sentido, Pablo Seghezzo manifestó: "El gobernador Miguel Lifschitz nos encomendó la misión de transformar la Autopista Santa Fe-Rosario, y como los usuarios ya pueden ver, estamos avanzando firmemente para lograr ese objetivo tanto en obras como en mejorar el servicio".

Para las tareas de repavimentación se emplazó en Maciel una planta asfáltica italiana de última generación, la primera en su tipo en la Argentina, con una capacidad de producción de 200 toneladas de asfalto por hora.

Al respecto, Seghezzo indicó que "se está realizando una carpeta de concreto nueva con un asfalto modificado con polímeros para constituir un refuerzo estructural al pavimento de la autopista", lo que "mejorará la transitabilidad".

Seguridad vial

Luego de 24 años de concesión privada, el Gobierno de Santa Fe decidió reestatizar la Autopista Brigadier López bajo la figura de un fideicomiso público denominado "Vial Santa Fe". Una nueva administración con un objetivo firme; ofrecer al usuario un servicio de excelencia.

En este sentido, además del sistema de pago electrónico de peajes denominado "TelePASE", el fideicomiso público de la Autopista Brigadier López licitó un Sistema de Control de Tránsito Inteligente (ITS); tecnología que permitirá monitorear la traza en tiempo real durante las 24 horas del día (para conocer el estado de circulación y proceder a la atención de eventos). Esta iniciativa, que demanda una inversión de 180 millones de pesos, fortalecerá la seguridad vial.

Por último, el ingeniero Pablo Seghezzo manifestó que la incorporación de todas estas tecnologías "es otro paso para convertir este corredor vial en una vía moderna y segura, tal como lo pide nuestro gobernador Miguel Lifschitz".