Una nueva disposición en torno a los accidentes laborales rige para los agentes que prestan servicios en las distintas fuerzas de la Policía de Santa Fe. Así lo indica un decreto promulgado el pasado 22 de enero por el gobernador Miguel Lifschitz, que establece que a partir del 2018 los agentes policiales que sufran un accidente laboral, estando en funciones o yendo a su lugar de trabajo, deberán tramitar su situación ante la Dirección Provincial de Autoseguro de Riesgos del Trabajo (Dipart).

El flamante decreto es una derogación de la norma vigente, sobre sumarios administrativos, que tiene la fuerza policial . El mismo apunta a que cuando un efectivo sufra un accidente laboral se dirija hacia la Dipart para que el organismo determine, en un primero momento si el incidente se dio en horario de prestación de servicio.

En caso de que así sea, desde la Dipart deberán analizar qué licencia le cabe al agente, efectuarle un seguimiento y determinar si se encuentra apto para volver al trabajo.

En este sentido, desde la Dirección de Gestión de Carrera y Bienestar Policial estiman que de la cantidad de accidentes laborales registrados en la masa de empleados públicos de la provincia, el 30 por ciento es de agentes policiales.

"Tiene que ver con la función propia que tiene el policía, que implica una mayor exposición física", explicaron desde el área.

Análisis del cambio

"Esto que estamos derogando tiene que ver con una obligación que tiene la fuerza de tramitar información sumaria que es un procedimiento de investigación frente al acontecimiento de un accidente protagonizado por un personal y así determinar si ese accidente correspondía al trabajo o no", explicó al respecto sobre la nueva norma, la directora de Gestión y Bienestar Policial, Julia Tonero.

"La policía no tiene más necesidad de tramitar este tipo de procedimientos sino que todo pasa a tramitarse desde la Dirección Provincial de Autoseguro de Riesgos del Trabajo", agregó la funcionaria de la cartera de Seguridad a UNO Santa Fe.

Una experiencia que se viene

Desde el área del Ministerio de Seguridad trabajan para que este año se lleve a cabo un sistema que permita agilizar el trámite para el agente policial que sufra un accidente.

Dicho sistema tendrá su lugar en la ciudad de Rosario y apunta a que el empleado, en momentos en que sufra el accidente, deberá dirigirse hacia un prestador de salud (sanatorio o clínica) y desde allí se suministrará la información a la Dipart.

"En este sentido, el personal va a tener que ir a su prestador a recibir la atención medica y vía on line se le va a informar a Dipart cuál es el tratamiento, el término de licencia y el alta", señaló Tonero.

"El jefe ya no va a tener que estar detrás de su personal para que le traiga el certificado del médico sino que el propio médico va a gestionar con el organismo competente, que en este caso es Dipart", concluyó.