El gobierno de la provincia de Santa Fe lleva adelante el mayor plan de Infraestructura de los últimos 50 años, prueba de ellos son los montos de inversión que se contabilizaron como balance de 2017: 19.441 millones de gastos de capital, de los cuales 12.273 millones de pesos corresponden específicamente a obra pública ejecutada por el gobierno provincial, al que se van sumando cada semana pequeñas y grandes obras en diferentes localidades de todo el territorio.

"Estamos haciendo muchas obras, más de mil, de pequeña y gran escala en casi todas las localidades: acueductos, obras de energía, escuelas, grandes hospitales como los tres que inauguramos en 2017, obras para la educación como los 15 institutos de profesorado que estamos construyendo", expresó el gobernador Miguel Lifschitz y agregó: "Sabemos que el potencial productivo de Santa Fe está en el interior y por eso no concentramos la obra pública en las grandes ciudades y llegamos a donde cada santafesino y santafesina lo necesita".

Al respecto, el ministro de Economía Gonzalo Saglione valoró estos números. "El gobierno provincial alcanzó en el 2017 el mayor nivel de inversión pública en lo va del siglo XXI, en relación a la producción de la economía santafesina. Es un elemento que pone de manifiesto la importancia que le asigna la gestión de Lifschitz a la ejecución de obra pública en el territorio provincial, y que busca al momento de definir las prioridades en materia de inversión pública un equilibrio entre lo que se conoce como infraestructura económica de apoyo y acompañamiento a las actividades productivas como también la infraestructura social que trae aparejado un mejoramiento en la calidad de vida de los habitantes, como hospitales y escuelas".

A este dato tan alentador, Saglione le agregó: "Se debe destacar no solo que ha sido elevado el nivel de inversión pública en el territorio provincial en 2017 sino que también esta financiado bajo mecanismos que permiten garantizar su sostenibilidad en el tiempo, es decir que se puede mantener en los próximos años".

Y explicó: "Son varios los elementos que permiten la sostenibilidad de la inversión pública llevada adelante este año: un primer elemento distintivo es que tan solo el 3% de la inversión pública de 2017 fue financiada por recursos discrecionales girados por el gobierno nacional, es decir nuestra inversión pública no está anclada en transferencias del gobierno nacional que en caso de discontinuarse puedan poner en riesgo nuestra inversión pública. En segundo lugar, la sostenibilidad está garantizada ya que no tenemos un nivel alto de endeudamiento sino todo lo contrario. Nuestra provincia tiene niveles de deuda largamente inferiores a los que tienen otras provincias similares a la santafesina, como las provincias de Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Buenos Aires, que tienen un nivel de deuda per cápita que esta entre 4 y 6 veces la que tiene la provincia de Santa Fe".

También, el ministro explicó que "aquí no hay un escenario de presión tributaria superior a las demás provincias, acá en Santa Fe la presión tributaria promedio está por debajo de las que tienen provincias similares en cuanto a su grado de desarrollo".

Saglione remarcó que "San Luis y Santa Fe son las únicas dos provincias que tienen fallos emitidos por la corte Suprema de la Nación por los cuales deberán cobrar en los próximos años un monto significativo. En Santa Fe, el fallo que data de noviembre de 2015 va a generar un flujo de recursos una vez que se acuerde el mecanismo de pago, que hasta el momento no habíamos tenido y que va a estar designado a inversión pública por parte del gobierno provincial".

Santa Fe presentó un incremento del 8% del trabajo registrado, liderado por la construcción, y sin dudas influye en ello la obra pública. Es importante destacar un dato que sobresale del análisis de los presupuestos oficiales de provincia y nación: por cada peso que el gobierno nacional invierte en obra en la provincia, la gestión de Miguel Lifschitz invierte ocho pesos.

Otro dato para analizar es en base a las estadísticas de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), que indica que el nivel de consumo nacional de cemento registró un alza interanual del 15,6% en el mes de Febrero de 2018. Santa Fe, en este marco de crecimiento del consumo nacional, tuvo una variación interanual superior al 40%, casi tres veces más.

En tanto, el empleo en el sector de la construcción mostró un comportamiento favorable en el mes de enero, entendiendo que en el período estival los indicadores tienden a mostrar una merma en el volumen de actividad y de ocupación.

Según los datos brindados por la Obra Social Del Personal de la Construcción (Ospecon) y el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERCI) a nivel de las provincias, solo 11 de las 24 jurisdicciones muestran un comportamiento mensual de crecimiento en la cantidad de empleos, en tanto las restantes se ven afectadas por el comportamiento contractivo estacional propio del periodo estival.

Santa Fe, como parte de las grandes jurisdicciones, ha demostrado cómo se ha mantenido la estabilidad en la ocupación del sector. Del total de puestos de trabajo creados a nivel nacional en el mes de enero de 2018, el 17% le corresponde a Santa Fe, representando la segunda en el peso relativo al resto del país.