Como en la última final de la Champions League ante el Real Madrid, el arquero del Liverpool, Loris Karius, volvió a fallar un atajada que parecía fácil y nuevamente se convirtió en la víctima de las burlas en redes sociales.

Karius regaló un gol, tal como lo hizo a Karim Benzema y Gareth Bale en Kiev el pasado 26 de mayo, ahora en un partido amistoso de pretemporada ante el Tranmere Rovers.

En una jugada de tiro libre, el golero alemán rechazó mal el balón y lo dejó servido para que llegara un rival a empujarlo a las redes.

Tras sus errores en la Final de Kiev, se dijo que Karius había sufrido una conmoción cerebral producto de un golpe de Sergio Ramos y que por ello había errado en su acción.

El viernes pasado, el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, alimentó dicha versión al asegurar que los errores de Karius habían sido por culpa de la conmoción.