El Banco de Alimentos funciona como un intermediario entre aquellas empresas que poseen mercaderías o alimentos sin valor comercial, ya que ha llegado a su fecha de vencimiento pero que sí se pueden consumir, y entidades sociales que los necesitan.

La red en Santa Fe está a cargo de voluntarios que se encargan de recepcionar y distribuir lo que logran colectar. Desde hace veinte días la entidad está trabajando en su propio predio en Recreo Sur, el cual fue donado por el gobierno de la provincia y cuenta con un empleado que recibe los alimentos y atiende a las entidades.

"Realmente nos sentimos muy conformes con lo hecho hasta ahora, llevamos muy poco tiempo de funcionamiento, empezamos en noviembre de 2016 y en este tiempo hemos agarrado un poco de experiencia", sostuvo el doctor Carlos Otrino, vicedirector de la organización.

Desde su puesta en marcha, la entidad logró recuperar más de 17.000 kilos de alimentos, que fueron entregados a entidades sociales, que son las destinatarias de los productos que tienen todas las capacidades alimentarias plenas pero carecen de valor comercial.

Para que una organización pueda acceder a los alimentos rescatados es necesario cumplir con algunos requisitos formales, entre los que figura ser una entidad debidamente reconocida, que tenga autoridades designadas y que esté en claro el destino de los productos.

En la actualidad el Banco de Alimentos provee a un total de 30 entidades sociales, tanto de la ciudad como de la región, entre ellas Manos Abiertas, Cachorritos, Un Mundo Especial, que son algunas de las 30 entidades que trabajan con el Banco de Alimentos Santa Fe, muchas de ellas orientadas a la actividad social y de contención como los comedores.

"A veces lo hacen de forma directa sin procesar y otras dando de comer, que es muy común. Hay comedores barriales que atienden una masa crítica de personas con vulnerabilidad o inseguridad alimentaria y a ellos también van destinados los productos rescatados", explicó el entrevistado.

Están activas e identificadas algunas de la región como Esperanza, Santo Tomé, Recreo, Monte Vera, Santa Rosa. "Son de la región porque la realidad es que la red no quiere ampliar la cantidad de bancos sino hacer que los bancos se conviertan en un entramado que permita atender las regiones donde se instalan y llegar con su actividad a lugares cercanos", aclaró Otrino.

Una de las tareas en la que los integrantes de la red del Banco se encuentran enfocados consiste en la recolección de firmas para que se aprueba la ley Donal en el país.

Esta ley, en su primera versión contaba con 10 artículos, uno de los cuales establecía que los donantes de alimentos cumplieran con las normas bromatológicas para que el alimento sea apto. En ese momento la mercadería podía donarse a la red de banco o bancos de alimentos en general para que sea entregada a organizaciones que alimentan a personas.

El artículo 9° de la ley establecía que en estas condiciones los donantes no son responsables de consecuencias dañosas que pudieran derivarse del alimento, salvo que incurriera en una actitud de delito.

"En 2005 ese artículo fue suspendido y desde entonces muchas empresas grandes decidieron destruir el alimento que no se puede comercializar, perjudicando a los receptores que no lo pueden recibir y pasando esto a engrosar los rellenos sanitarios. Además de personas que no logran alimentarse tenemos problemas ambientales concretos", explicó Otrino.

Es por esto que la entidad trabaja para que esta ley vuelva a ser una realidad y de esta manera haya más gente que pueda disponer de alimentos.

A modo institucional, uno de los mayores desafíos que el Banco de Alimentos Santa Fe afronta es convertirse en un miembro activo de la red, algo que podrán cumplir en mayo o en agosto. Otra meta es empezar con una actividad cíclica que permita a la entidad atender necesidades alimentarias con una mayor asiduidad y permanencia. "Para lo cual tenemos que tener rescate, donantes, que nos propongan rescatar más alimentos y colocarlos en las personas que más lo necesitan", sostuvo el vicedirector.

Para colaborar con el Banco de Alimentos los interesados pueden contactarse a través de diferentes canales, entre los que figuran la página web de la entidad: www.basfe.org, en Facebook como: BancodeAlimentos Santa Fe o en Twitter a través de @basfe2; también en Recreo Sur, donde se ubica el predio de la organización.