Santa Fe
Viernes 16 de Marzo de 2018

El boom de la Feria Americana llegó a la Fundación Manos Abiertas

La entidad instaló en su sede esta alternativa de recepción y oferta de artículos accesibles, que busca recaudar fondos para la puesta en marcha del resto de las actividades que hace la institución.

De la mano de "El Roperito", un espacio de recepción y oferta de artículos donados que la Fundación Manos Abiertas puso en marcha en 2014, se instaló una Feria Americana. La iniciativa –que funciona en su sede de Cruz Roja Argentina 1591, de lunes a viernes, de 11 a 13, y los martes y jueves, de 17 a 19– busca, entre otras cosas, instalarse como eje de recaudación de fondos de la institución.

El objetivo de la propuesta es ayudar. Por un lado, a quienes transitan momentos económicos frágiles, para que puedan acceder a diferentes elementos a costos más accesibles; y por el otro, a la puesta en marcha de nuevas acciones.
Embed

"Tenemos todo tipo de indumentaria y calzado, para niños, bebés, hombre y mujer; artículos de bazar, ropa blanca, libros y electrodomésticos. Todos son productos que llegan a nosotros en forma de donaciones, y que se ofertan a los visitantes de manera muy accesibles", comentó en diálogo con UNO María Rita D' Eramo.

Cabe destacar que –según los datos recabados por la propia institución– al "Roperito" llegan en promedio unos 100 elementos donados por semana, los cuales tras ser seleccionados se ponen a disposición en la feria americana que recibe alrededor de entre 15 y 20 personas en el mismo período de tiempo.

Roperito manos abiertas 03.jpg


En cuanto a la cantidad de unidades entregadas a costos accesibles, se sabe que suelen ofrecerse cerca de 75 unidades cada siete días, lo que determina un promedio de ingresos que ronda los $3.000 o $4.000 pesos de recaudación.

"Todo lo obtenido sirve para solventar las obras de Manos Abiertas, como la escuela de oficios Papa Francisco y la Casita del Voluntariado –ambas ubicadas en Alto Verde–, que llevan adelante espacios de formación. El primero destinado a adultos que quieran aprender de cocina, albañilería, herrería y electricidad; y el segundo para recreación de niños y adolescentes, y capacitación en tejido y bordado", remarcó María Rita.

Y agregó: "También contamos con el grupo de voluntariado Cuenta Conmigo, el cual ofrece sostenimiento a los pacientes oncológicos (del hospital Iturraspe) y a sus familias".

Para colaborar

María Rita D'Eramo detalló que en la actualidad son 33 los voluntarios y voluntarias que trabajan en "El Roperito" y la Feria Americana de la Fundación Manos Abiertas, los cuales se turnan para llevar a cabo las tareas que se demandan.

"Por el momento podemos cubrir todos los turnos de mañana, pero aún no tenemos disposición para la tarde, por lo que invitamos a los que quieran sumarse a realizar esta tarea a contactarnos", dijo.

Roperito manos abiertas 02.jpg


Asimismo, la mujer puntualizó en la necesidad de tener continuidad en la recepción de donaciones e hizo hincapié en que la principal demanda de la comunidad que se acerca a visitarlos está centrada en el calzado, la indumentaria de niños y bebés, la ropa blanca y los útiles escolares.

"También lo que sale rapidísimo son los electrodomésticos, que por suerte recibimos en muy buen estado y funcionamiento", aseguró, al tiempo que comentó que están haciendo una red con distintas sedes parroquiales de Cáritas para entregarle las prendas que les llegan y necesitan ser reparadas, "porque Manos Abiertas no dispone del lugar ni las herramientas para realizar esos trabajos".

En este sentido y para cerrar, la mujer invitó a quienes quieran conocer más sobre su trabajo a acercarse personalmente o visitar su espacio en redes sociales, donde a diario se publican todas las novedades impulsadas: Fundación Manos Abiertas (en Facebook) o www.manosabiertas.org.ar