Como sucede cada año desde hace seis, los vecinos de Villa California celebran el carnaval por las calles del barrio. La cita para luego partir y bailar al ritmo de la música será a las 18 en la calle Del Sol y Jacarandá. La invitación es para grandes y chicos y la condición es ir disfrazados y los niños deberán llevar un instrumento hechos por ellos.

"Ya es un clásico", dijo Roberto Romero, presidente de la vecinal Villa California y comparó la movida con lo que también se convirtió en una tradición y es la visita de los Reyes Magos cada 6 de enero. "Los vecinos esperan ansiosos la llegada de estos pequeños corsos porque tendremos la visita de una comparsa de la zona que acompañará nuestro recorrido", agregó y mencionó que se trata del grupo La Fortaleza de San José del Rincón.

La metodología es disfrazarse o llevar un atuendo carnavalero y divertirse al ritmo de la música y de distintos instrumentos unas dos horas. "Tenemos un lugar de partida y arranca la comparsa y los grandes y chicos detrás de ella recorremos las calles del barrio. Vamos como una gran caravana visitando las casas e invitándolos a salir y celebrar entre todos esta fecha", dijo Romero.

En esta línea agregó: "Queremos año a año reavivar una celebración que en muchos lugares se está dejando de lado, sobre todo en los barrios porque se siguen haciendo los grandes carnavales, pero no en cada sector y muchas veces no todos puede asistir, entonces queremos tener nuestro propio festejo. El vecino ya sabe sobre esta actividad y la espera con alegría. Pasa lo mismo que con el festejo de Reyes, y los chicos son lo que más participan".

El pedido a los chicos es que además de ir disfrazados lleven un instrumento que ellos mismo confeccionen. "Lo hacemos para los vecinos del barrio pero también invitamos y en otras ocasiones tuvimos la visita de gente de otros lugares que quiere formar parte de este festejo bien barrial", finalizó Roberto Romero.