Casino Santa Fe anunció el despido de 22 empleados y la "no reposición" de otros 28 de su plantilla de personal correspondientes a las áreas de gastronomía y juego. Además, decidió cerrar el restorán Aleste. Así lo confirmó en un comunicado en el cual la empresa hace referencia a la suba de una tasa municipal.

Aluden a la ordenanza 12.455 -aprobada en diciembre-, eje de la disputa entre Casino Santa Fe, Municipio y Concejo, que por un lado dispuso el aumento del Derecho de Registro e Inspección (Drei) para el Casino del 6,3% al 9%, pero por otro dispuso bajas para de ese modo alentar a inversiones con el objetivo de diversificar la economía local, potenciando otros sectores.

A partir de la sanción de la ordenanza, Casino Santa Fe -que en el último balance anual declaró ganancias netas por casi 100 millones de pesos- comenzó a "presionar" con la amenaza pública de despedir al menos 100 personas si no se daba marcha atrás con la suba del Drei. De un modo inusual, los gremios también decidieron canalizar la presión del empleador hacia el municipio y el cuerpo deliberativo local.

En enero se manifestaron en el Palacio Municipal y allí los representantes de los trabajadores nucleados en Aleara (Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar) y gastronómicos (Uthgra) pidieron que el Ejecutivo local y el Concejo den marcha atrás con el incremento.

Ante la vigencia de la normativa y la exigibilidad de la tasa, hoy el Casino decidió cumplir con su amenaza y dejó sin trabajo a -como mínimo- 50 familias santafesinas.

La misma normativa

Cabe aclarar que, a partir de este año, y según la misma ordenanza, 855 empresas de la ciudad se verán beneficiadas con una disminución del 10% en la alícuota del Derecho de Registro e Inspección (Drei), que es el tributo municipal que se debe abonar por el ejercicio de cualquier comercio, industria o negocio que se desarrolla en la capital santafesina.