Santa Fe
Miércoles 27 de Junio de 2018

El Concejo habilitó la discusión para un nuevo modelo de ciudad

El recinto de sesiones se convirtió en el escenario en el que diferentes actores expusieron sobre la necesidad de llevar adelante un diseño articulado de la metrópoli.

Bajo el título "Diálogos urbanos: Los desafíos del desarrollo urbano - Aspectos normativos y gestión", se desarrolló en el recinto de sesiones del Concejo Municipal una jornada de intercambio de experiencias en la que participaron los concejales locales, disertantes de Posadas, Rosario, Sunchales y de Santa Fe. Además participaron autoridades del Colegio de Arquitectos de Santa Fe, integrantes de la Comisión de Desarrolladores Privados de la Cámara Argentina de la Construcción y del Colegio de Profesionales de Ingeniería Civil.

La iniciativa surgió desde el área de Planeamiento Urbano del Concejo y el objetivo central fue poner sobre la mesa el valor de la plusvalía como una forma de ordenar los aspectos centrales de las ciudades.

El edil Emilio Jatón, integrante de la comisión de Planeamiento, brindó detalles sobre el proyecto que se busca plantear y el cual está vinculado con el ordenamiento territorial de la ciudad y con el planteo de propósitos que se desean lograr. "Sin lugar a dudas la ciudad es el primer eslabón que se enfrentará a los desafíos del futuro, que es donde tenemos los principales planteamientos –explicó Jatón. Acá vamos a hablar de un factor principal que es la plusvalía urbana, adónde va a parar ese dinero o valor que se le incorpora al suelo, si va a ser redistributivo o no".

El diálogo es una herramienta clave en esta discusión que se orientará a lograr una ciudad equitativa. "Sabemos que en un futuro se desatará una lucha por el suelo entre el sector privado y público, y este es el camino. Trabajar en conjunto con los arquitectos, pensadores que traerán sus experiencias. Vamos a empezar a dialogar sobre la forma de ordenar territorialmente a la ciudad".

Por su parte, la presidenta del Colegio de Arquitectos de Santa Fe, arquitecta Griselda Bertoni, sostuvo que desde la puesta en marcha del Reglamento de Ordenamiento Urbano (ROA), en 2008, colaboró en contar con un proyecto de ciudad. Sin embargo también agregó que tras el paso del tiempo es necesario ajustarlo. "Como todo proceso necesita revisiones y hay herramientas que se complementan y agregan, por ejemplo aquellas vinculadas con la plusvalía o acuerdos entre lo público y lo privado, que tienen distintos nombres. Ciudades como Rosario o Córdoba tienen leyes sobre cómo funcionan los acuerdos para hacer que las ciudades crezcan", sostuvo Bertoni.

Por otro lado, calificó como "inédito" que sea el Concejo el ámbito que abra la discusión para plantear un nuevo modelo de urbe.

Al momento de realizar un balance sobre el modelo de ciudad que hoy atraviesa a Santa Fe, Bertoni aseguró que, al igual que sucede en todas las ciudades del país, tiene una gran tensión entre los espacios centrales y el crecimiento por derrame en la periferia. "Crecimiento que es muy peligroso porque sabemos que las ciudades son sustentables cuando se densifican. Esa discusión es compleja".

La concentración es un factor común en las ciudades, por lo que Bertoni sostuvo que es necesario realizar inversiones de distinto tipo, ya sea tanto en infraestructura como en transporte público. "Creo que Santa Fe es una ciudad que está en un tamaño, a una escala, para que explote en el buen sentido de la palabra si lo tomamos con responsabilidad".

Uno de los expositores que participó de la jornada fue el arquitecto Juan Ramón Guidura, quien puso sobre la mesa el caso de la ciudad de Posadas, la cual pasó por un proceso de transformación a través del PTY, que es el Plan de Terminación de Yacyretá.

En ese sentido, Guidura explicó que ese proceso llevó un recambio del borde de la ciudad y a una transferencia de plusvalía, en la cual el Estado o municipio se vio obligado a estar presente en la distribución de los indicadores para poder definir el desarrollo de infraestructura en otras áreas lejanas a las centrales de la ciudad.

"El proceso hasta 2008 llevó diez años, previo a eso hubo 20 años en el que ese borde sufrió un retroceso, un abandono –contó el profesional. Ese tiempo fue aprovechado por una alta dispersión urbana que llevó a una ciudad distante y generando una diferencia de valor de suelo enorme, la cual se traduce en la falta de equidad y un valor del suelo que no estaba acompañado con el desarrollo de la infraestructura necesaria".

Por su parte, el arquitecto Javier Fedel, subsecretario de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de Rosario, relató la experiencia de dicha ciudad, sobre la cual no dudó en calificar como una punta de lanza al momento de tener que llevar a cabo convenios entre el sector privado-público.

En el caso de Rosario, las herramientas le permitieron avanzar en el cambio de perfil de la ciudad.

"Cada ciudad tiene su particularidad, su escala, complejidad, potencialidad. El concepto clave para este tipo de discusión sobre las herramientas de gestión de la construcción de la ciudad es la coproducción –abrió Fedel. La ciudad es un artefacto complejo que se coproduce, no es una producción de un solo actor, sino que es la concurrencia de actores desde diferentes posiciones, roles, intereses".

Fedel aseguró que el hecho de contar con un esquema en la articulación de roles e intereses es clave para lograr un desarrollo urbanístico que vincule a todos los actores sociales. "Si vamos a gestionar la ciudad o desarrollar herramientas que de alguna manera posibiliten esa articulación que no es fácil, es importante entender la relación con el otro, que todos los actores entendamos las necesidades y tratemos de incluirlo en un proyecto urbano", explicó el profesional.