Con la patente AC 505 NO, el nuevo camión autobomba de la flota de Bomberos Zapadores de Santa Fe ya circula por las calles de la ciudad. Se trata de un vehículo Tecin TI-15 DC sobre un chasis Iveco Daily 70 C pensada, de acuerdo a sus características, como un móvil de respuesta rápida y mayor versatilidad para la zona urbana y caminos de difícil acceso.

Pese a ser un vehículo de mediana magnitud, tiene la particularidad importante de poder ingresar a zonas anegadas, contando con una capacidad de carga de 1.500 litros, además de una dotación de cinco efectivos más el chofer. Cuenta con generador y sistema de iluminación mediante torres.

"La particularidad que tiene esta autobomba a comparación de las otras que tenemos es que por sus dimensiones la hacen muy fáciles para el tránsito urbano e interurbano. Y nos facilita en algunas situaciones de difícil acceso para los otros vehículos por el porte y peso que tienen", explicó el subdirector Daniel Almada, jefe de la agrupación Bomberos Zapadores Santa Fe.

"Su capacidad de respuesta hace que al llegar a un incendio el oficial a cargo determine qué cantidad de agua va a ser necesaria; si falta puede solicitar la colaboración de otro móvil", agregó el subdirector.

La agrupación Bomberos cuenta con cuatro cuarteles: el central, que se ubica en el casco céntrico de la ciudad; otro en el norte, en Santo Tomé y en San José de Rincón.

La nueva unidad cubre el radio que corresponde al sur y centro de la ciudad. Desde su llegada, la autobomba intervino en diez salidas que van desde automóviles, camiones, accidentes de tránsito y viviendas familiares.

Cuenta con sistemas de comunicación de última generación, equipo tetra de comunicación satelital, lo que permite conectarse con la red de la provincia de Santa Fe.

"Todo lo que es la red policial, cada lugar o dependencia maneja una frecuencia distinta. Si nosotros quisiéramos comunicarnos por ejemplo con el 911 debemos cambiar la frecuencia, al igual que ellos hacia nosotros", explicó Almada.

Aparte está dotada con elementos de rescate, como motosierras, por lo que en situaciones de grandes tormentas puede prestar colaboración, grupo electrógeno, sistema de iluminación y un equipo de corte y expansor.

Esta última herramienta se utiliza en siniestros en los que se debe realizar algún corte. En este caso, la particularidad del equipo nuevo, a comparación de los anteriores, es que cuenta con una batería.

"El anterior para que funcionara necesitaba de un generador. Si bien tiene el mismo peso, que tenga batería facilita. Por ejemplo, si se dan accidentes con camiones, el espacio con el que cuenta el bombero es muy poco. El no contar con cables o con mangueras es mucho más fácil y rápido; en accidentes múltiples no hace falta que vayan cuatro personas trasladando el equipo y el grupo electrógeno", graficó el subdirector en torno a este nuevo vehículo.