El fiscal federal Adolfo Villate argumentó hoy la acusación al exjefe de Policía de Santa Fe Hugo Tognoli que el Tribunal Oral Federal N° 2 ayer no consideró suficiente y declaró absuelto al exfuncionario policial por el beneficio de la duda.

Tras la lectura del fallo se sucedieron las repercusiones. El propio Tognoli declaró que su detención fue producto de una maniobra del kirchnerismo. "Acá vinieron por el gobierno socialista, más precisamente por la cabeza de Hermes Binner, que se perfilaba en ese momento como uno de los líderes de la oposición y que votó en contra de la reelección de Cristina Kirchner", dijo esta mañana.

"Había mensajes de texto que señalaban que Ascaíni arreglaba con Tognoli por una cifra de 30 mil pesos mensuales"

En declaraciones al programa "Zysman 830" de La Ocho, Villate adelantó que, después de que se conozcan los fundamentos de la sentencia, presentará un recurso de casación en los próximos diez días hábiles.

"La situación de que el tribunal haya apelado a la duda demuestra que a su criterio no fueron suficientes las pruebas", analizó y recordó que durante los alegatos, la fiscalía argumentó que "en estos casos es muy difícil encontrar una prueba directa".

"Las detenciones de Ascaíni y Orozco nos lleva a concluir que Tognoli estaba obstaculizando las tareas de investigación"

"Es muy difícil hallar algo que directamente vincule a las personas involucradas en un caso como este en donde lo que se está brindando es una protección que consiste en no hacer cesar una actividad ilícita", agregó.

>> Leer más: Tras cinco años y dos meses preso absuelven por unanimidad a Tognoli

Es por eso que la Fiscalía apeló "a lo que se llama la prueba de indicios, que a diferencia de la prueba directa, es cuando hay distintos elementos que no son prueba directa pero sumados, valorados todos juntos, nos permitieron a nosotros llegar a la convicción de que efectivamente estábamos en condiciones de acusarlo a Tognoli, algo que evidentemente el tribunal no consideró suficiente".

Villate enumeró los indicios que fueron presentados al tribunal para acusar a Tognoli del delito de protección de narcotraficantes.

>> Leer más: Tognoli acusó al kirchnerismo por su detención: "Vinieron por el gobierno socialista"

"La existencia de los mensajes de textos con otro de los imputados que también era personal policial -que ayer fue condenado por encubrimiento y por no haber investigado-, en los cuales señalaba que Carlos Ascaíni arreglaba directamente con Tognoli por una cifra de 30 mil pesos mensuales", dijo.

Asimismo, señaló que "a partir de ahí se fueron consiguiendo distintos elementos, entre los cuales no fue menor, el hecho de que Tognoli ya había tenido una condena anterior en la ciudad de Santa Fe también por encubrimiento a un narcotraficante Daniel "Tuerto" Mendoza".

"La situación de que el tribunal haya apelado a la duda demuestra que a su criterio no fueron suficientes las pruebas"

"Establecimos una serie de correlaciones, además del hecho de que no surgía a nuestro criterio que Tognoli hubiera investigado y hubiera dispuesto y ordenado a sus dependientes una investigación directa", recordó Villate, y añadió: "Incluso removió a uno de los jefes de la Brigada, Fabián Armoa, que había comenzado una investigación. Sumado a que quien lo sucedió a Armoa no recibió ninguna instrucción de Tognoli de investigar a Ascaíni".

Por último, indicó que "todas estas circunstancias, se suman a un decreto de Bonfatti que saca de la órbita de la Dirección Provincial de Drogas el control operacional y se lo pasa al Ministerio de Seguridad que dirigía Leandro Corti".

"A partir de ahí se comienzan a producir resultados en cuanto a detenciones, por ejemplo se concreta la detención de Ascaíni y de Aldo Orozco, eso nos llevó a concluir que quien estaba obstaculizando estas tareas era Tognoli y eso fue lo que sostuvimos en el marco de los alegatos", cerró.