El gobierno nacional impulsará la designación de nueve jueces federales más en territorio santafesino, llevando al doble el número de magistrados, en una clara respuesta a la demanda provincial de mayor presencia de la Justicia federal en el combate al narcotráfico.

Sin medias tintas, el jefe de gabinete del Ministerio de Justicia de la Nación, Martín Casares, detalló que la gestión macrista "está produciendo el refuerzo de la Justicia Federal más grande de la historia"; todo, en el marco del plan de fortalecimiento institucional de ese fuero.

El anuncio llegó ayer en el marco de mesas de coordinación de jueces, fiscales, defensores del fuero federal, autoridades de las justicias provinciales, gobernadores (entre los que se encontraba Miguel Lifschitz), legisladores y miembros del Ejecutivo nacional que se realizó en Buenos Aires.

Bajo el lema de "Argentina sin narcotráfico", el Ministerio de Justicia de la Nación presentó el proyecto de ley de fortalecimiento de la Justicia federal, que prevé especializar y ampliar el despliegue territorial aumentando la cantidad de jueces y fiscales en los lugares más críticos del país y zonas de frontera.

La iniciativa propone la creación de 94 cargos de magistrados federales en todo el país, a excepción de Comodoro Py 2002. Según detalló Casares a La Capital, se hizo un relevamiento y un análisis para ver déficits en diferentes regiones de la Argentina. "Hay que fortalecer el noroeste, noreste y Rosario, además del área metropolitana de Buenos Aires", enumeró.

Tras una medición por la cantidad de causas acumuladas, la designación de nuevos cargos resulta estratégica a la hora de combatir el narcotráfico. El diagnóstico del Ministerio de Justicia es claro: juzgados desbordados de causas y carencia de magistrados.

Ayer, Casares refrescó un dato: el 40 por ciento de los cargos de jueces federales del interior del país está vacante, y sus expedientes los tramitan subrogantes y, de ellos, el 70 por ciento trabaja en zonas de frontera.

"Este será el refuerzo de la Justicia federal más grande de la historia, que duplicará los magistrados federales en todo el país", destacó Casares.

Bajo la lupa

En una de las mesas de trabajo se abordó el "tema Rosario" junto a los jueces Carlos Vera Barros y Marcelo Bailaque, entre otros. "En este punto, y junto a la ministra Patricia Bullrich, se dio un mensaje muy claro de respaldo a los magistrados santafesinos que están investigando el crimen organizado y fueron amenazados", destacó Casares.

Si bien la comitiva santafesina estuvo encabezada por el gobernador Lifschitz y sus ministros de Justicia, Ricardo Silberstein, y de Seguridad, Maximiliano Pullaro, luego a los debates también asistió el presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez.

"Se habló de profundizar la coordinación en las investigaciones de fiscales federales y provinciales con el compromiso de un nuevo encuentro el 28 de este mes, al que están convocados magistrados, jueces de primera y segunda instancia y el Ministerio Público Fiscal, tanto federal como provincial", adelantó el secretario de Justicia.

Desde el ministerio que conduce Garavano se indicó que se hacen todos los esfuerzos para que el Consejo de la Magistratura apure los concursos en trámite de las vacantes y se pueda profundizar la segunda etapa con estos nuevos 94 magistrados, de los cuales nueve corresponden a Santa Fe y se agregarán a los nueve existentes.

El gasto que demandará la puesta en funciones de casi 100 nuevos jueces federales será de unos 363 millones de pesos. Estos 94 nuevos juzgados aumentarán casi al doble los 116 existentes. Los concursos, para los nuevos cargos deberán estar listos para diciembre. Habrá un solo examen evaluatorio oral y el resto será por internet, y con la corrección casi en simultáneo.