Por Juan Almará / jalmara@uno.com.ar

Después de una largo recorrido introspectivo en el que editaron dos producciones en CD y DVD repasando su discografía en formato acústico (Impuesto de Fe de 2016 y Repuesto de Fe de 2017) Babasónicos vuelve a la distorsión con un show en vivo titulado "Desenlace de tormentas eléctricas".

El grupo de Lanús dio inicio en marzo a una gira nacional que tuvo su momento cumbre en el mítico estadio de Obras Sanitarias y que los llevó por países vecinos como Uruguay y Chile, y a las provincias argentinas de Mendoza, San Juan y Córdoba. Este fin de semana es el turno de Santa Fe, y el sábado 2 desembarcarán en ATE Casa España (Rivadavia 2871) desde las 21.30. Las anticipadas pueden conseguirse en la boletería del teatro y en www.ticketway.com.

En gateras

Este tour es un anticipo de la próxima producción discográfica de la banda, que aún no tiene título y cuyo primer corte difusión verá la luz a finales de julio. En diálogo con Uno Santa Fe el guitarrista Mariano Roger precisó que "es un show como el que presentamos en Obras. Es una salida del largo proceso que significó la gira acústica que hicimos durante casi tres años. En ese lapso cambiamos nuestra forma de tocar e hicimos un tour por teatros. Obras fue una ruptura con eso, para declarar el fin de una etapa. El recital abarca algunas partes de discos nuestros que no veníamos tocando hace mucho, inclusive previas a Impuesto de fe. Es una gira de transición, un aperitivo esperando el material nuevo"

A pesar de su carácter de "puente" entre una etapa y otra, Mariano no cree que estas presentaciones contengan en su interior el germen del material que se viene. En ese sentido comenta que las funciones "tratan de recorrer canciones que teníamos ganas de tocar y que tal vez a partir de la situación acústica estábamos extrañando. No diría que tiene que ver con lo nuevo. Supongo que cuando aparezcan, esos temas terminarán influyendo en la lista de los shows. Históricamente los álbumes nos dan una nueva visión de nuestro repertorio. Y nos hacen poner canciones que empatizan con los temas recientes. Tiene más que ver con las ganas de volver a tocar temas de nuestro catálogo", aclara.

-¿Cómo viene el disco nuevo?

-Le estamos dando los toques finales. Nos llevó algunos meses. Empezamos a grabar en septiembre del año pasado y ahora estamos con el mastering. Es difícil definirlo. Como hubo un salto temporal entre Romantisísmico (2013) y este, buscamos evitar cuestiones de las que estuvimos abusando. Los predecesores estaban un poco recargados con mucho instrumentos. Tenemos una tradición de traicionar lo anterior, de tirar todo y hacer algo nuevo. Ahora buscamos una instrumentación más sencilla, donde no hay muchas cosas sonando a la vez y las melodías se apoyan en un sonido o dos y después van cambiando. Tal vez es una enseñanza que nos dejó el acústico: ser más concretos y no tan sinfónicos. Aprender del hip hop, indagar esa simpleza en el audio. Hay una búsqueda de la esencia de Babasónicos, llevándola más allá. Es lo que nos caracteriza: no repetirnos, haciendo música novedosa y evitando los lugares comunes o los que ya transitamos.

-¿Les costó crear temas nuevos después de realizar reversiones durante tanto tiempo?

-No nos costó demasiado. Siempre tendemos a componer en el momento, no lo hacemos en el lapso de las giras. Desde Infame (2003) empezamos a trabajar un sistema en el que armamos las canciones durante el mismo proceso. En septiembre arrancamos a componer y ya grabamos los temas nuevos en formato demo. A partir de ahí, seguimos trabajando. No es que traemos canciones ya hechas. Nos gusta que el material sea del momento. Y eso lleva a que todos hagan su aporte individual. Es un esfuerzo colectivo, donde cada uno suma algo y se involucra en el material.

Nuevas tecnologías y moda vintage: como mantenerse sin perder la originalidad

A lo largo de su carrera, Babasónicos trabajó sus discos a través de diferentes conceptos. La crítica a la decadente Argentina menemista de Miami (1999) o el arduo camino del artista y su vínculo con el star-system y su propio ego que transitan las composiciones de Infame (2003) son algunos ejemplos. Actualmente, las listas recomendadas de Spotify y el consumo musical fragmentado, atentan contra esa manera integral de concebir la obra. Reflexionando sobre esta realidad, Roger comenta que "venimos haciendo discos hace más de 25 años, Pasto salió en 1992. Somos de otra época, donde los álbumes eran consumidos de otra manera. Nosotros consideramos que deberían ser escuchados tal cual el artista lo pensó. También existen los simples, donde se puede presentar una canción y eso lleva a que la gente la introduzca en sus listas. Tengo mucho respeto por las obras. Se que los consumos van variando de acuerdo a las generaciones, pero considero que con la escucha dispersa, se pierde algo. Hay cosas que se quedan en el camino", analiza el guitarrista.

Esa construcción integral que combina concepto, música y estética visual, caracteriza la propuesta de Babasónicos. Hoy, la revalorización y el reciclaje de estilos y propuestas de diferentes etapas del S XX, domina el panorama, y converge bajo la idea de lo "vintage" ¿Cómo se posiciona Babasónicos en este escenario? Mariano es claro al expresar que "desde nuestro lugar, tenemos que seguir con lo que siempre hicimos. En otras épocas el status quo era bastante depresivo. Hace quince años, el establishment de la música era muy choto. Había que abrirse paso ante situaciones adversas. Siempre hicimos lo que quisimos, nunca aceptamos sugerencias de nada, a pesar que laburamos con multinacionales. Tratamos de introducir un virus de cambio en el panorama artístico y musical de cada momento histórico. Me parece que son cuestiones generacionales. Hay artistas que caen en esa trampa de mirar atrás y hacer un collage con elementos de épocas anteriores. Y otros buscan crear cosas nuevas: esos son los que tienen que ver con nuestra búsqueda. En la década del 2000 hubo un corte milenario en el que se empezó a a poner el ojo en décadas pasadas. Y un momento eso tiene que terminar e ir hacia adelante, porque las ideas no se terminan", finaliza el músico.