Este martes se realizó una reunión entre concejales y autoridades municipales encargadas de la recepción de la llave de la Terminal de Ómnibus. Se trató del primer encuentro entre ediles y funcionarios donde se compartió información sobre un proceso que incluyó varios cruces entre el oficialismo local y la oposición y entre los representantes del Ejecutivo local y la Provincia.

En un rápido repaso hay que recordar que la concesión que tenía la empresa Netoc SA. venció el 31 de agosto de 2017. Con esa fecha límite el municipio aceleró la licitación de la Terminal y el 28 de agosto se conoció que solo había un oferente en la licitación. Se trataba de una UTE conformada por dos empresas de colectivos como Fluviales y Recreo SRL. Desde el Concejo se objetó que los pliegos licitatorios no fueron analizados por los ediles y suspendieron el proceso. La decisión fue vetada por el intendente y los concejales lograron rechazar el veto de José Corral.

En medio del conflicto se prorrogó la concesión a Netoc hasta el 28 de febrero pasado y el 1 de marzo la Municipalidad se tuvo que hacer cargo del servicio hasta tanto se defina la situación. En ese marco, los concejales Alejandra Obeid (Bloque PJ) y Leandro González (Bloque FPCyS) presentaron proyectos para reunirse con funcionarios municipales y conocer los detalles del traspaso a manos del Estado municipal. En representación del municipio estuvo la secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia municipal, Andrea Valsagna, y el presidente del Ente Administrador del Mercado Norte, José María Chemes.

Al finalizar la reunión, los ediles se refirieron a los temas abordados, como la situación de los empleados, una de las situaciones que mayor preocupación generaba. Al respecto se aclaró que dos o tres trabajadores cobraron su indemnización y se desvincularon de Netoc, por lo que la planta, que ahora quedó de forma transitoria en manos del Municipio, se redujo a unos 20 empleados.

En diálogo con la prensa, González, dijo que se les solicitó a los funcionarios municipales que dieran información sobre los balances de la empresa en estos últimos años "para conocer detalles sobre los ingresos y egresos" y que eso llegará como información ampliatoria ya que hace pocos días el municipio se hizo cargo de la Terminal. "Pero quedó claro que no es el fin del mundo tomar la concesión de la terminal", dijo González al recordar el apuro municipal por concesionar la terminal durante 2017 sin la aprobación del Concejo.

"Es información que sirve para ir construyendo cuál es la realidad económica de la Terminal", dijo Carlos Pereira, concejal de Cambiemos, que aclaró que la intención de todos los bloques es que "esto sea un proceso de transición para avanzar en un nuevo pliego que ya sea más grande, por 30 años".

Sin embargo, en ese punto González aclaró que hay posiciones diferentes y argumentó: "Se habló de la intención del municipio de hacer una concesión a 30 años pero que para eso se debía dar un proceso conjunto entre municipio y provincia, que es la dueña de los terrenos".

"Hay miradas muy contrapuestas en torno a los terrenos del entorno de la terminal que están vinculados con el máster plan. Son terrenos de casi 200 millones de pesos y en la ciudad quedan muy pocos terrenos por urbanizar. Eso también lo planteamos, mientras que el Ejecutivo municipal tiene una mirada de que está bien la venta de los terrenos y nosotros tenemos una mirada totalmente diferente", expresó.

El edil del Frente Progresista también planteó en la reunión que desde el año pasado vienen diciendo que no está claro el pago del canon de la empresa al municipio y que esa información tampoco fue brindada en este encuentro.

En ese sentido se requirió información precisa sobre los ingresos que tuvo la firma durante el período de prórroga (que fue desde el 1 de septiembre de 2017 hasta el 28 de febrero de 2018) ya que en ese tiempo también recibió los ingresos por el estacionamiento, los locales comerciales y los derechos de plataforma, entre otros. "Si ese dinero lo multiplicamos por cinco meses puede ser muy importante para el municipio", sostuvo.

Los pasos a seguir

El concejal de Cambiemos remarcó que al momento de tomar posesión, el municipio realizó un inventario completo sobre los muebles e inmuebles y aseguró que "los números estaban equilibrados". Además, en la reunión se indicó que con los locales comerciales "se decidió respetar todo lo que estaba vigente", incluso los montos de los alquileres.

Por otra parte, Pereira dijo que está abierto un proceso de data room, que no tiene implicancia jurídica y que permite la consulta a privados que puedan estar interesados en hacerse cargo de la concesión del lugar. "No es un negocio fácil. No es como licitar la pavimentación de una calle. Aquí hace falta gente que quiera invertir", dijo el concejal que aclaró que ese proceso de consulta puede llevar de dos a tres meses.

En la actualidad en los locales comerciales que están en la Terminal hay unas 150 personas trabajando. Mientras que Pereira aseguró que el edificio necesita una inversión de recursos y la modernización de sistemas.

En el encuentro estuvieron presentes los concejales Ignacio Martínez Kerz, Leandro González, Emilio Jatón, Franco Ponce de León, Marcela Aeberhard, Carlos Pereira, Sergio Basile, Laura Mondino, Rosana Ingaramo, Marcelo Ponce y Juan Cesoni.