El ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini, participó este lunes por la tarde de la apertura del Acuerdo Santafesino para la Producción, el Trabajo y la Innovación. Jornada de Construcción de Compromisos Sectoriales.

En ese marco, el funcionario mostró su preocupación por la situación económica del país y su impacto en las fuentes laborales. De hecho, Genesini aseguró que "este tercer trimestre va a ser clave para el empleo" y que eso va a depender de la evolución de la economía. El titular de la cartera de Trabajo también apuntó que "la gran preocupación hoy es saber cuánto dura todo este proceso recesivo".

"Las cuestiones cíclicas hay que abordarlas. Santa Fe siempre en este marco de trabajo fue llevando adelante políticas contracíclicas en materia de producción y empleo", dijo el ministro y argumentó: "Hay que destacar que siempre hay un Estado trabajando y acompañando, pero obviamente no vamos a salir de los ciclos complicados si solo pensamos en la coyuntura. De alguna forma tenemos que mirar un poquito más adelante".

"Eso es lo que se necesita y de una u otra manera -expresó- es lo que se viene pidiendo de parte de los distintos actores. Todos queremos tener algunas certezas y algunas seguridades como para desenvolvernos y eso no es algo que lo construye un gobierno sino una sociedad donde el gobierno tiene un rol. Pero esa construcción debe ser en conjunto".

En materia de empleo dijo: "Si bien es cierto que habíamos arrancado en el primer trimestre con una tendencia parecida a la del año pasado, hubo todo un cambio en política macroeconómica con devaluación, alta tasa de interés, caída de la demanda y una política de ajuste de parte del gobierno nacional que generó un impacto e incertidumbre que todavía no se despejaron".

"El primer impacto que hubo fue en las microempresas. Hay un incremento de despidos que le decimos el efecto goteo porque vienen al Ministerio a formalizar acuerdos de a uno o dos (trabajadores) y en relación es mayor a los conflictos que todos conocen donde intervienen los sindicatos cuando la empresa trata de hacer un ajuste aún mayor", aseguró.

"Lo cierto -continuó- es que a esta altura del año ya estamos recibiendo más pedidos de procesos preventivos de crisis y también, con la ministra de la Producción (Alicia Ciciliani) estamos recibiendo más empresas medianas y pequeñas que están refiriendo que este escenario las complica".

Luego puntualizó: "Esto empezó hace poco más de dos meses aunque todos están tratando de seguir adelante y plantean las dificultades y hacen un esfuerzo para mantener a sus trabajadores. Este tercer trimestre va a ser clave porque a medida de cómo evolucione el escenario económico vamos a tener una situación en materia de empleo. Si la cuestión comienza a reactivarse vamos a tener otro escenario. El objetivo en este momento es seguir de cerca todo lo que es contención de puestos de trabajo hasta esperar que la economía se reactive o algunos sectores comiencen a generar más puestos de trabajo".

Al ser consultado acerca de cuáles son los rubros más complicados en la pérdida de puestos de trabajo, el ministro respondió: "Más que por rubros, la situación se da por la embergadura de las empresas. Nosotros tenemos un sector muy importante de microempresas en Santa Fe, que son las de cinco o menos empleados que hacen el 15% del trabajo registrado. Esas empresas son las que más están sintiendo el impacto. El año pasado y principios de este año, cuando el empleo aún venía creciendo, esas empresas ya tenían tasas negativas".

"En este escenario esto se profundiza. Después uno de los sectores más afectados es el de bienes intermedios durables que son en los que la gente puede esperar para comprar como electrodomésticos, heladeras, calzados, muebles, carroceras, algunas metalúrgicas, talleres que hacen distintos tipos de instalaciones que refieren que disminuyó mucho el trabajo. La gran preocupación hoy es saber cuánto dura todo este proceso recesivo", concluyó.