Santa Fe
Martes 05 de Junio de 2018

El papá de Chiara Páez: "Causa mucho dolor cómo se maneja la Justicia de Santa Fe"

A tres años del primer Ni Una Menos, Fabio Páez dialogó con UNO Santa Fe sobre el femicidio de su hija. "Para nosotros es un día triste, pero estamos acompañando a la causa y a otras mujeres que corrieron la misma mala suerte", expresó

Este domingo se cumplieron tres años de la primera movilización bajo la consigna Ni Una Menos, un día histórico para un 2015 que estuvo marcado por la creciente ola de violencia machista contra las mujeres argentinas. Chiara Páez, una adolescente de 14 años que estaba embarazada de dos meses, apareció muerta un 10 de mayo después de estar desaparecida un día entero. Estaba enterrada en el patio de la casa del novio en la ciudad santafesina de Rufino. Le cortó el cuello con un cuchillo y la golpeó reiteradamente en la cabeza. Días después, Manuel Mansilla confesó el asesinato. Hoy cumple con una condena de 21 años y seis meses de prisión por el delito.

•LEER MÁS: El grito "Ni Una Menos" hizo temblar el Puente Colgante

En algunas ciudades, como en Santa Fe y Rosario, miles de mujeres decidieron en asambleas a lo largo de este año conmemorar entre pañuelos, cantos, documentos y pancartas la fecha este 3 de junio. En Buenos Aires, en cambio, se llevó a cabo una gran marcha este lunes frente al Congreso de la Nación. Fabio Páez fue a las dos movilizaciones los dos días: "El caso de Chiara fue la gota que rebalsó el vaso, uno de mis miedos en ese momento fue que esto se convirtiera en un efecto dominó, que suceda cada vez más. Y lamentablemente ocurrió, cada vez más casos de femicidios, más violencia de género. Es un poco porque las mujeres se animan más a hacer la denuncia y, por otro lado, creo que ha crecido, eso es lo triste de todo esto. Pareciera que los únicos que hemos tomado dimensión de la situación somos aquellos que hemos perdido una hija, una hermana o un familiar. El resto, nuestros gobernantes o la Justicia no ha tomado cartas en el asunto como tendrían que hacer. Deberían implementar leyes y hacer las cosas distintas para ver si podemos ir cambiando un poco esto", expresó a UNO Santa Fe.

•LEER MÁS: La Cámara Penal de Rosario confirmó la condena al asesino de Chiara Páez

—¿Qué evalúa en este tiempo que pasó en relación a los movimientos por los derechos de las mujeres?
—Nosotros estamos siempre. Viajamos desde Mendoza a Rosario este domingo –por ayer–, y el lunes a Buenos Aires para recordar a Chiara en este día. El movimiento de mujeres fue muy grande. Hay muchos grupos, muchas ONG. Yo estoy en uno que se llama Familiares Atravesados por Femicidios (FAF), que es de familiares de víctimas de femicidios con gente de Buenos Aires, Rosario, Tucumán y de otros puntos del país, donde se ha armado una comisión donde se trabaja para tratar de ayudar a otros, para ubicar a familias que quedan desamparadas, darles apoyo, que se haga a nivel nacional la ley Brisa y demás. Se está trabajando de distintas maneras por el bien de las familias que han sido impactadas por estos casos. Cada vez hay menos presupuesto para estas cosas. Es muy difícil hacer el seguimiento que hacemos nosotros –desde FAF–, es todo a pulmón para ayudar a otros padres que tienen los mismos problemas.

•LEER MÁS: El emblemático caso de violencia sexual contra una mujer santafesina que llegó a la ONU

—¿De dónde surge esta necesidad de unirse para buscar apoyo? ¿Cómo fue el seguimiento que recibió en su caso?
—Hay en FAF, tres o cuatro personas que pertenecían al Instituto Nacional de las Mujeres (Inam), que es un ente con sueldos del Gobierno nacional y realmente al ver que lo único que se hacía allí era sacarse la foto con los familiares de las mujeres asesinadas, porque no están haciendo absolutamente nada. Los que están al frente del Inam cobran sueldos grandiosos y no están cuando uno los necesita, lo digo con conocimiento de causa. Entonces eso hizo que un grupo de gente de todo el país se comience a organizar para que esto marche.
—¿Cómo continuó su vida y la de su familia?
—Me vine a vivir a Mendoza hace dos años a causa de lo que pasó con Chiara. La Justicia dejó libres a los adultos que estaban en la casa en la noche del asesinato, que no tenemos dudas que tuvieron participación. En las pruebas que se encontraron en la casa, se constata que participó más de una persona. Sin embargo, están todos sueltos. Por lo tanto, para no cometer una locura decidí viajar con mis dos hijos más chicos –medio hermanos– hasta acá. La mamá de mi hija sigue viviendo en Rufino. Mis hijos viven mal esta situación, siempre está el recuerdo de su hermana. Cuando pasan estas cosas destruyen a toda una familia. Atrás de una muerte como la de Chiara hay un gran grupo de gente, hay abuelos, tíos, amigos y toda una comunidad.

•LEER MÁS: El papá de Chiara y sus dos hijos se van de Rufino para no cruzarse con los asesinos

—¿Qué piensa de la Justicia santafesina?
—Tengo que decir que está dividida en dos partes. La de Venado Tuerto es muy desastrosa, no solamente por la sentencia, sino también desde los golpes bajos de no avisarnos de audiencias, siendo que éramos querellantes de la causa. Ocasiona mucha tristeza y dolor la manera en que se maneja la Justicia de Santa Fe. Es por lo que uno sigue trabajando y sigue poniendo el granito de arena para que otros padres puedan tener justicia. Ahora, también tengo que decir que sobre la sentencia del menor –que hoy ya tiene la mayoría de edad– la Corte de Rosario actuó muy bien, ratificando la sentencia de 21 años y medio para quien fue uno de los asesinos de Chiara.
—Fue un femicidio de gran impacto en la sociedad argentina.
—En el caso de Chiara, que fue uno de los más dramáticos del país, todavía no tenemos justicia. Ni me quiero imaginar las familias que ni siquiera pueden llegar a los medios o meter presión de otra manera. Directamente los asesinos deben estar libres como si fueran un ciudadano más.
—¿Por qué decidió marchar este 3 de junio en Rosario?
—Rosario fue una de las primeras ciudades que nos brindó el apoyo. Desde los movimientos desde las facultades de medicina, ciencias económicas, psicología, son grupos que nos acompañaron desde siempre. Y porque nosotros lo que necesitamos es que la Justicia de Santa Fe juzgue como corresponde.

•LEER MÁS: Crimen de Chiara Páez: "Mató a la chica y me la enterró acá en casa"

—Dice que aún no tuvo justicia, ¿qué falta?
—Criterio de parte de los jueces. Porque donde está comprobado que hay cinco personas en una casa, asesinan a Chiara, la matan a golpes, la entierran, no hay huellas de arrastre, no hay huellas de poder levantar el cuerpo una sola persona... Todo esto está en la causa escrita, no lo invento. Con todo eso hay uno solo preso y el resto libre. Entonces, creo que si un juez no tiene criterio, nos encontramos con una persona perversa, que deja a otra persona cometer un acto perverso.