En diálogo con UNO Santa Fe, el secretario General de Festram, Claudio Leoni, señaló que levantar las medidas de fuerza dispuestas el martes por la tarde luego del ofrecimiento de aumento salarial por parte de intendentes y presidentes comunales, "no es una decisión del secretario General ni de la Comisión Directiva".

LEER MÁS: Intendentes solicitaron la conciliación obligatoria por el paro de municipales

"Está estipulado por el estatuto que la decisión de acatar la conciliación es del plenario de secretarios generales que recién se reunirá el próximo lunes. Así que si hay conciliación se va a analizar en ese marco la aceptación o el rechazo", afirmó.

Leoni recordó que ante el comienzo de las negociaciones paritarias, el Plenario dio a los representantes que participaron de las negociaciones las facultades necesarias para llegar a un acuerdo salarial o decidir realizar medidas de fuerza si la propuesta no conformaba.

"Ahora hay una conciliación, que es un hecho nuevo que nos obliga a suspender las medidas, pero nosotros tenemos convocado un plenario. Ese paso siempre lo dimos. No ha cambiado nunca y no es la primera vez que vamos a una conciliación obligatoria", explicó.

LEER MÁS: Farías tildó de "irresponsable" la determinación de los municipales de ir al paro

"Es más fácil resolver el tema con negociaciones para ver si llegamos a un acuerdo salarial que dictar una conciliación que es dilatoria. El paro se podría haber evitado en la mesa de negociación. Todavía lo pueden evitar", agregó instando a que se produzca un llamado para seguir discutiendo.

Sobre el rechazo a la propuesta Los representantes de Municipios y Comunas ofrecieron un incremento del 18% en dos tramos. La propuesta contempla un pago de 9% en marzo y otro pago de 9% en agosto, manteniéndose la cláusula gatillo relación al índice inflacionario medido por el Ipec.

LEER MÁS: No hubo acuerdo en la paritaria y los municipales paran jueves y viernes

En esa línea, Leoni señaló que el 18% "es relativo porque vale de acuerdo a cómo se aplican las cláusulas de pago, cómo funciona la cláusula gatillo y cuál va a ser el mínimo de aumento garantizado".

"Entonces, faltó mucho para pulir. Nos quieren imponer una política que en el sector municipal no encaja porque es una política para los empleados públicos. Sin contemplar nuestras propias realidades", manifestó.

"Lo más fácil sería que siga la negociación y encontremos un acuerdo. En el plenario cada gremio expondrá su posición respecto de qué hacer con la conciliación, de cuál es el estado de la negociación, si esos quince días son saludables o perjudiciales. Son cosas que deben debatirse, ahora si discutimos el salarial en cualquier momento lo arreglamos, y ahí no hay conciliación o quince días, lo que hay que buscar es una salida. Para eso necesitamos que los intendentes vengan para sentarse a ver que alternativas hay", concluyó.