Juventus arrancó con furia su partido ante Totenham en Turín, a tal punto que en menos de 8 minutos ganaba 2 a 0, con ambas conversiones de Gonzalo Higuaín.

El delantero argentino tuvo con otra ejecución desde el punto penal (ya había convertido uno), estirar la ventaja 3-0 en el primer tiempo, pero su remate se estrelló en el travesaño.

Después llegaría la remontada del equipo de Mauricio Pochettino, que finalmente se llevaría un cotizado 2-2 para la vuelta.

Todo lo bueno que hizo Pipita quedó de lado por ese penal que no pudo convertir y que desató en diferentes medios críticas para un artillero que pelea por estar en el Mundial de Rusia. Entonces, esta vez no se aguantó más y eligió su cuenta de Instagram para descargarse con todo.