Aquella pequeña gran esperanza que aparentaba ser una ilusión se convirtió en realidad. Deportivo Morón confirmó este jueves por tarde la vuelta de un hijo pródigo a la institución: Román Martínez, finalista de la Copa Libertadores el año pasado con Lanús, aceptó el esfuerzo económico que decidió realizar la institución y este viernes firmará su contrato por un año.

De esta manera, el Gallo que enfrentará a Colón el sábado 21 de julio por los 32avos de la Copa Argentina en el Coloso Marcelo Bielsa, contará con este plus de un futbolista de reconocida jerarquía que sin dudas potenciará a Deportivo Morón.

"Mi familia y amigos saben lo que significa este momento para mi, el sueño y deseo. Se me cumplió jugar con mi hermano Nico Martíne en el club que amamos. no es poco. Aún queda el sueño más grande, les aseguro que iremos en busca de eso", escribió Román en su Instagram.