Desde las 0 horas de este sábado 16 de junio comenzaron a regir los nuevos valores para la tarifa del servicio público de taxis en la ciudad. Se trata del primer aumento del año para el sector, ya que el último se había otorgado en diciembre de 2017. En esta oportunidad, la suba rondará el 18 por ciento.

La nueva tarifa diurna (de 6 a 22 horas) que deben pagar los usuarios del servicio es ahora de $31,30 en concepto de bajada de bandera, mientras que la ficha cada 130 metros costará $2,60.

Mientras tanto, la tarifa nocturna (22 a 6 horas) fue fijada en $34,40 la bajada de bandera; $2,88 la ficha cada 130 metros, como así también el minuto de espera y hasta 5 minutos.

La medida se toma en virtud de una solicitud que presentó la Sociedad de Taximetristas Unidos de Santa Fe para hacer frente a los aumentos que se produjeron en los últimos meses en materia de combustible y mantenimiento de las unidades.