El Banco de Alimentos de Santa Fe nació en noviembre de 2016 de la mano de la Red Bancos de Alimentos (RedBdA), institución sin fines de lucro que contribuye a reducir el hambre, la malnutrición y el desperdicio de alimentos en el país, apostando a los valores de la solidaridad y el compromiso social, teniendo en cuenta que en la Argentina se desperdician cada año 16 millones de toneladas de alimentos. La cifra implica más de 400 kilos de comida por persona, es decir, un kilo arrojado a la basura por día.

Con el apoyo de más de 30 voluntarios, el respaldo del gobierno provincial -que le cedió en comodato por veinte años un inmueble ubicado en Recreo Sur-, y el compromiso de varias empresas y organizaciones sociales, en 15 meses la entidad logró rescatar más de 15.000 kilos de alimentos. La cifra lo posiciona para seguir creciendo a la espera de pasar -en agosto- de ser una entidad en formación para considerarse en pleno funcionamiento dentro de la red nacional que los nuclea.

"Mensualmente o cada dos meses debemos rendir informes a la Red que de alguna manera nos van marcando el camino de cómo seguir, poniéndonos no solo metas a alcanzar sino también dándonos capacitaciones -virtuales y presenciales- que nos mantienen con el fuego medio permanentemente para sostener ordenado y aceitado el funcionamiento de los rescates", comenzó a explicar el vicepresidente de la organización, Carlos Otrino, en diálogo con este medio.

Y puntualizó: "Los bancos de alimentos son un modelo mundial que tiene como objetivo el rescate de alimentos que posean valor nutricional y no comercial, con el fin de facilitarlos a entidades sociales, comedores y asociaciones encargadas de brindar alimentos a personas de bajos recursos económicos para reducir la inseguridad alimentaria".

En esta línea, Otrino remarcó que las organizaciones beneficiarias de la entidad que conforma son las que alimentan a un grupo de personas en situación de vulnerabilidad o inseguridad alimentaria. Es decir, ciudadanos que carecen de recursos para alcanzar a cubrir sus necesidades alimentarias, o que tienen acceso a determinados productos que son de dudosa procedencia o conservación.

El paso a paso del rescate

La función del Banco de Alimentos de Santa Fe está centrada en tender redes y formar una estructura que permita encontrar donantes (industriales o empresarios) que quieran entregar alimentos que no estén en condiciones de comercializarse (por defectos en el envoltorio o envasado, excedente de producción, poco éxito en el mercado, fecha de vencimiento próxima o similar) pero sí aptos para el consumo humano (que estén en condiciones óptimas).

"A partir de eso es que nuestra entidad se encarga de recepcionar, procesar, armar combos y entregar dichos alimentos a entidades debidamente organizadas -con documentación en regla-, a cambio de una contribución logística casi simbólica, que sirve para cubrir los gastos mínimos de la operación", remarcó Otrino.

Sobre este punto, el vicepresidente del Banco de Alimentos de Santa Fe hizo hincapié en que el trabajo que llevan adelante actualmente se solventa con los ingresos de cuotas societarias de donantes voluntarios y por donaciones esporádicas recibidas por particulares e invitó en esa línea a los interesados en contribuir a contactarlos.

Impulsan la reforma de la ley Donal

En el marco de su trabajo, el Banco de Alimentos de Santa Fe, en conjunto con otros de todo el país, impulsa la reforma de la Ley N° 25.989 (Donal), la cual tiene vetado el artículo 9 que establecía que "una vez entregadas al donatario las cosas donadas, el donatario quedaba liberado por el daño y perjuicio que podría producirse con ellas o por el riesgo de las mismas salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en acto criminal".

"Al quedar suspendido ese artículo se genera la posibilidad de que personas inescrupulosas puedan querer generar una acción en perjuicio de los donantes, hecho que ha generado históricamente que muchos opten por destruir o tirar los alimentos en vez de donarlos, algo que en Argentina es un crimen habiendo tantas personas con carencias alimentarias", explicó.

Cabe remarcar que quienes quieran tener más información sobre el Banco de Alimentos de Santa Fe pueden visitar su página de Facebook, en donde se les puede dejar un mensaje privado; o escribir un correo electrónico a contacto@basfe.org. Su usuario en Twitter es @Basfe2 y también tienen página web: www.basfe.org.