Los conflictos sociales y laborales sumaron 3.974 durante 2017, según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (Cepa), un promedio de 331 protestas mensuales y 11 protestas por día en todo el territorio nacional.

Las protestas laborales fueron preponderantes, respecto de las sociales, durante el primer semestre del año, alcanzando un pico en marzo, dinamizada sobre todo por las acciones de los gremios docentes de todo el país, en el marco de la discusión paritaria.

"El 43,9 por ciento de las manifestaciones laborales visibilizaron los conflictos suscitados en torno a la cuestión salarial, el 25,2 por ciento correspondieron a despidos, el 12,2 por ciento a reclamos por condiciones de trabajo, el 10,8 por ciento fueron contra las políticas de ajuste, y el 4,5 por ciento fueron las manifestaciones contra la persecución política o sindical y la represión.

El 70,6 por ciento del total de los conflictos por paritarias fueron realizados por los trabajadores y trabajadoras del ámbito público, y el 29,6 por ciento del privado. En el caso de las manifestaciones por los despidos y suspensiones de los trabajadores, el 71,9 por ciento de las mismas fueron encabezadas por trabajadores del sector privado.