Hace 10 días tomó estado público un mensaje antisemita que una docente de la escuela Beleno envió a la comunicadora social, Salomé Sencar, ante un posteo en Facebook de la trabajadora de prensa que anunciaba el cierre del negocio de su padre ante la situación económica que vive el país. La maestra de primaria, al revisar el perfil de Sencar y notar su militancia por el kirchnerismo, descargó un duro mensaje por la red social donde deseó el regreso de los "nazis para que los hagan desaparecer como a los judíos".

En la última sesión de la Cámara de Diputados se aprobó un pedido de informe, autoría de la legisladora Verónica Benas (Participación Ética y Solidaria-FPCyS), para conocer en detalle cómo actuó el Ministerio de Educación respecto de la docente. "Lo que estamos preguntando es cómo se actuó, porque una cosa es la información que obtuvimos a través de los medios, pero queremos realmente saber cómo se actuó", le dijo a UNO Santa Fe la diputada, que también es docente.

LEER MÁS: Investigan a docente santafesina por un mensaje antisemita a través de redes sociales

"Lo que corresponde -argumentó- cuando un docente incumple con sus obligaciones y, en principio, se trata de este caso puesto que hay una reglamentación como la 4.720 que indica que el docente aún fuera de la escuela guarde y respete no solo las normas sino ciertos principios morales. En este caso yo entiendo que esta docente los ha violado. Pero además de eso corresponde para cualquier sanción el inicio de una investigación".

Luego agregó: "En este caso hay una ofensa a toda una comunidad y hay documentos públicos que manifiestan que se ha sentido ofendida la comunidad judía de la ciudad de Santa Fe, yo acompaño ese concepto. Y también me parece que en estos casos el Estado, que es quien tiene que analizar, porque no es un tema judicial sino algo que tiene que ver con el Ministerio de Educación provincial, debe investigar la actuación de una agente que produce un daño a toda la comunidad y a un sector en particular que integra y debería integrar sin ningún tipo de discriminación la escuela santafesina".

"Por eso es importante que se sigan los procedimientos que corresponden, investigar y aplicar las sanciones que correspondan", aseguró Benas y advirtió: "No se debe sortear todo este proceso con alguna tarea asignada porque tampoco sabemos cuál es el criterio con el que se asignó esta tarea, ni qué normativa respalda lo actuado".

Benas considera que lo primero que se debe hacer ante toda falta grave en la docencia es la apertura de un sumario, "lo que quiere decir una investigación", remarca. "Eso va al tribunal de disciplina y este proceso debe hacerse. Creo que deben aplicarse sanciones ejemplificadoras pero justas a quienes comenten faltas tan graves como esta y que agravian a la escuela santafesina. Si nosotros miramos para un costado este tipo de prácticas pueden reproducirse, dentro y fuera de la escuela si estamos hablando de que aparentemente la persona de donde surgen estas expresiones es un agente público", sostuvo.

Al ser consultada sobre si considera que se debería haber apartado preventivamente del aula a la docente, Benas dijo: "Primero se debería haber hecho la apertura del sumario y luego eso lo deberían determinar las autoridades educativas. Si yo fuera la que decido, separaría provisoriamente del cargo a una maestra en la medida de que esta situación se comprueba, porque hay derecho de defensa, de que ha incurrido en una falta tan grave. No considero que esa docente esté en condiciones de estar a cargo de un grupo de niños".