El ministro de Trabajo Julio Genesini expresó la preocupación del gobierno provincial ante la crisis laboral que atraviesa Santa Fe como consecuencia de la política económica nacional y aseguró que este año en la provincia de Santa Fe ya se alcanzó la misma cantidad de despidos "individuales" que en todo 2017.El funcionario se reunió con representantes de las entidades que integran el Consejo Económico y Social de Rosario y Santa Fe para "definir estrategias y compromisos entre el Estado provincial y los sectores económico productivo y del trabajo, para fortalecer el empleo, la inclusión social y el crecimiento de la economía frente a un contexto nacional regresivo".

Genesini, acompañado por la ministra de Producción Alicia Ciciliani, advirtió que en el primer semestre del año se registraron en la provincia la misma cantidad de despidos individuales que en todo el 2017.

Al analizar la situación económica del país, destacó que "el escenario cambió en términos de política macroeconómica, hubo una fuerte corrida cambiaria, se impusieron altas tasas de interés, hay un rebote de la inflación, retracción de demanda, una serie de situaciones que complican el funcionamiento de las empresas, no es propicio para la generación de trabajo".

Por su parte, Ciciliani dijo que en Santa Fe "los empresarios enfrentan descubiertos y canjes de cheques con tasas al 60 por ciento", y reflexionó: "No hay sistema productivo que pueda operar así. Y ya no estamos hablando de financiar una inversión o capital de trabajo, estamos hablando de la operatoria cotidiana de las pymes".

"En esa dificultad tenemos que trabajar unidos en la coyuntura y para paliar la situación, para que no cierren empresas, para que ningún empleado se quede sin fuente de trabajo con la consecuente pérdida de empleo, pero no podemos dejar de mirar qué modelo de desarrollo queremos para el país", concluyó la funcionaria.