Senegal le ganó a Sudáfrica, como visitante, por 2-0 y aseguró su presencia en Rusia 2018. Será su segundo Mundial, tras la participación en Corea - Japón 2002, en donde asombraron a propios y extraños al derrotar al campeón vigente, Francia en el debut, y llegar luego hasta cuartos de final -perdió 1-0 con Turquía-.

El partido de este viernes fue la repetición del que habían disputado el 12 de noviembre de 2016. Aquella vez el árbitro ghanés Joseph Odartei Lamptey favoreció ampliamente a los locales y la FIFA, en un hecho inédito, ordenó que el juego debía volver a disputarse.

En la repetición, sin manos negras, sellaron su pase en el Grupo D, que también integran Burkina Faso y Cabo Verde, gracias a los tantos de Diafra Sakho (PT 12') y Thamsanga Mkhize (PT 38'), en contra.