Santa Fe
Viernes 23 de Marzo de 2018

En la Legislatura varios proyectos buscan ponerle freno a las tarifas de los servicios públicos

Algunos legisladores proponen congelar las tarifas; otros que los aumentos los regule la Legislatura; mientras que un proyecto propone que se mida el consumo y se facture todos los meses, lo que tendría una baja automática en la factura de entre el 30 y el 40%. Advirtieron por las crecientes manifestaciones de los usuarios.

La Legislatura santafesina es, desde hace tiempo, una caja de resonancia del impacto que están teniendo las subas de tarifas en los servicios públicos. Tanto en Diputados como en el Senado hay varios proyectos que intentan ponerle un freno a lo que termina siendo un golpe para el bolsillo de las familias, los comercios y las pequeñas y medianas industrias de la provincia.

En la última sesión de Diputados se mencionaron marchas y protestas por los montos de las facturas de energía en localidades como Rosario, Tostado, Coronda y Venado Tuerto, entre otras.

Entre los proyectos ingresados se propone congelar las tarifas de luz y agua; gestionar ante el Poder Ejecutivo Nacional la distribusción en cuatro meses la quita de subsidios a la energía y a la vez, financiar el incremento resultante de tarifas en seis meses sin intereses, posibilitando el traslado de dicho beneficio a usuarios de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y a las Cooperativas; elaborar un marco regulatorio y que sea la Legislatura la encargada de fijar las tarifas o que, en lugar de mensualizar el pago de la factura de la EPE, se cambie la manera de facturar la energía eléctrica para que se reduzca el pago que tienen que hacer los usuarios.


¿La energía le puede costar menos al usuario?
El diputado radical, Héctor Gregoret, asegura que hay una manera para bajarle el costo de la boleta de luz a los santafesinos. Lo que propone es un cambio en la facturación del servicio para que la medición se haga de forma mensual y no que simplemente se desdoble el pago de la factura bimensual en dos meses. "A partir de 2018, la EPE decidió desdoblar el cobro de la factura para que se la pueda pagar en dos veces. Pero lo que nosotros proponemos es que se mida mensualmente y se cobre mensualmente. Eso haría que baje el consumo y como cuanto más se consume más caro es el servicio, inmediatamente bajaría el costo del servicio en las boletas", explicó a UNO Santa Fe el legislador.

En el cuadro tarifario de la EPE se va incrementando el costo del kilowatt a medida que el usuario aumenta su consumo. Por ese motivo, cambiar la medición del consumo de bimensual a mensual tendría un impacto automático en la factura ya que el costo del kilowatt sería más bajo en la medición mensual que en la que acumula los dos meses.

La estimación que hizo el diputado Gregoret es que ese cambio, que no contemplaría una modificación en las escalas del costo del kilowatt según el consumo, tendría un impacto de entre el 30 y el 40% de ahorro por factura para el usuario.

"Nosotros entendemos que hay un costo de la energía, que hay un costo de la prestación del servicio y además una inversión que hace la empresa. En el norte provincial es mucha la inversión que hizo la EPE y el servicio mejoró. Pero en esta situación donde cada tres meses tenemos aumentos, hay que ver de qué manera se le pone un colchón a esto. Hay movilizaciones y uno ve que no es por una cuestión ideológica, sino que la situación le está molestando a la gente", argumentó Gregoret que ante la consulta de UNO Santa Fe dijo que la EPE paga mensualmente la energía que compra, aunque admitió desconocer los detalles de cómo es la compra mayorista de energía.


Tarifas sin relación a la inflación
El diputado de Igualdad y Participación, Rubén Giustiniani, enmarcó la situación al asegurar: "Estamos ante tarifazos sobre tarifazos en luz, en agua y también a nivel nacional con el gas. Esto repercute en el bolsillo de la gente, en la economía familiar golpea cada vez más fuerte y no es posible, desde nuestro punto de vista, que si la economía está con una inflación como la del año pasado, del 25%, y ajustes salariales en esos niveles de porcentajes tengamos un 70% de aumento del agua como tuvimos y un 56% en la luz".

Luego agregó: "Además, arrancamos este año con un pedido de Aguas de aumentar un 56% en el primer semestre y ya con enero con un aumento en la electricidad de un 18,7%. Por lo tanto se está haciendo insoportable para las familias, para los pequeños comerciantes y para pequeños y medianos industriales este nivel tarifario y por eso pedimos a través de un proyecto de ley que los ajustes tarifarios no estén nunca por encima de la inflación ni de los ingresos salariales".

Para el diputado rosarino, la Legislatura es un ámbito apropiado para la fijación de tarifas. "Eso se puede hacer por ley. Nosotros logramos una media sanción, que ahora está en tratamiento en el Senado, de un marco regulatorio de las tarifas de los servicios públicos donde claramente se especifica que las tarifas deben ser justas y razonables, que debe haber audiencias públicas vinculantes y que debe haber deberes de las empresas de mantener una determinada calidad de servicio. Es facultad de la Legislatura poder resolver este tema y por eso presentamos el proyecto de ley", aseguró.

En tanto, sobre la inminente llegada de un proyecto del Ejecutivo para darle un marco normativo a la EPE y unificar el valor de la tarifa a nivel provincial, para que la EPE y las cooperativas eléctricas cobren lo mismo, el legislador de Igualdad y Participación sostuvo que "es todo parte de la misma discusión", aunque aclaró que "la unificación debe ser a la baja y no a la suba".

"Hay una situación de las familias que los funcionarios tienen que entender porque no está la situación económica como para seguir tarifazos sobre tarifazos. Creo que se contagiaron de la Nación donde el ministro (de Energía, Juan José) Aranguren, dolarizó la tarifa del gas para poder hacer rentable Vaca Muerta para los inversores extranjeros. Pero la gente cobra en pesos y paga en pesos y vemos que estos tarifazos son insoportables", expresó.

Por último, Giustiniani descartó que en Santa Fe haya un atraso tarifario que justifique subas son por encima de la inflación. "En el caso de la electricidad no tenemos una empresa deficitaria y tenemos una de las tarifas más caras del país. No están arrancando las empresas con un atraso tarifario ni con números bajos. Cuando llegan las facturas, muchas amas de casa podrán decir que las boletas son impagables", finalizó.