Santa Fe
Lunes 26 de Febrero de 2018

En medio de la conciliación obligatoria, Ovoprot se quiso llevar las máquinas de Sauce Viejo

Hay 18 trabajadores que no cobraron enero y que están en vilo por su continuidad laboral. Esta mañana, en una nueva audiencia el Sindicato de la Alimentación denunciará el intento de vaciamiento de la empresa. Según trascendió, el jueves el dueño de la proveedora de huevo industrializado realizaría una propuesta concreta.

Luego de que durante los meses de diciembre y enero la situación se tornó por demás de compleja para los trabajadores de Ovoprot por los atrasos en el pago de salarios, en febrero, lejos de mejorar, empeoró.


LEER MÁS: Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto de la planta de Ovoprot S.A. en Sauce Viejo


A mediados de mes, después de una audiencia que se realizó en la Regional Santa Fe del Ministerio de Trabajo provincial, se dictó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto laboral de la planta productora de huevo industrializado ubicada en el Parque Industrial de Sauce Viejo.


Cabe recordar que la decisión se tomó luego de que un gerente local de la empresa informara oficialmente que esa semana se habían enviado notificaciones de despido a los 18 trabajadores que allí se desempeñan por el cierre de la planta.


Mediante la conciliación, Trabajo retrotrajo la situación laboral al 2 de febrero, dejó sin efecto los despidos, determinó que se abonen los haberes y que se permita el acceso al lugar de trabajo.


Sin embargo, el viernes pasado, en medio de esta situación, los trabajadores que estaban apostados en la puerta de la fábrica, ya que no se les permitía el ingreso, denunciaron que la empresa quería retirar la maquinaria de producción del lugar, incumpliendo con la conciliación.


"El viernes fueron a retirar las máquinas y los trabajadores quedaron en la puerta realizando una asamblea. Finalmente eso no se concretó, pero se hizo la denuncia en el Ministerio, porque eso sucedió en medio de la conciliación obligatoria, durante la cual no se pueden tomar medidas que agraven la situación", explicó a UNO Santa Fe Juan Manuel Pusineri, abogado del sindicato de Trabajadores de la Alimentación.


El letrado contó además que este lunes por la mañana está prevista otra audiencia en la cartera laboral "donde seguramente se va a volver sobre ese tema", pero mientras tanto la empresa continúa sin actividad y los sueldos están impagos desde enero.


A futuro


De acuerdo a lo que expresó Pusineri, el panorama a futuro por el momento no es muy alentador, ya que por la forma en la que se han manejado hasta ahora los responsables de la firma, "están decididos a cerrar" Sauce Viejo.


"El problema es que tampoco hablan de pagar indemnizaciones y no dan ninguna solución", resaltó el abogado.


"Por el momento se van a iniciar las acciones civiles para que los trabajadores puedan percibir lo que corresponde y se realizará una denuncia penal por la retención de aportes y el vaciamiento de la empresa. Vamos a hacer todas las acciones por las infracciones que cometió la empresa", afirmó.


El conflicto Ovoprot


Ovoprot es una de las principales empresas proveedoras de huevo industrializado en el mercado argentino con una participación de mercado de alrededor del 34% y es uno de los principales exportadores del sector en Latinoamérica. De hecho, sus exportaciones representan casi el 37% de sus ingresos por venta.


Esta empresa nacida en 2001 tiene su capital accionario distribuido de la siguiente manera: 55% pertenece a la familia argentina Perea Amadeo; Mateo Durañona y Vedia con 10%; 25% distribuidos en acciones en manos de inversores del sistema financiero, y el 10% restante pertenece a un socio austríaco, accionista de Ovoprot Austria.


Posee cuatro plantas de producción distribuidas en las localidades bonaerenses de Pilar y San Andrés de Giles, Sauce Viejo (Santa Fe) y San Luis.


Ovoprot pertenece a los mismos empresarios que se hicieron cargo de Cresta Roja y en la provincia de Santa Fe, el conflicto empezó tomar otro tono luego de que no se abonara ni el sueldo de diciembre, ni el aguinaldo. Tras varias protestas y medidas, a finales de enero se pagó lo adeudado por última vez. Desde entonces, se adeuda el salario de enero, y no hay buenas perspectivas para cobrar febrero.


Hasta el momento, no hubo ninguna propuesta concreta para continuar con las actividades y tampoco para pagar a los trabajadores el sueldo y las indemnizaciones en caso de que la decisión fuera cerrar las puertas. En tanto, informaron a este medio que el jueves de esta semana estaría viniendo a Santa Fe con una propuesta el presidente de la firma, Sebastián Perea.