Desde el año pasado el colectivo que está conformado en su mayoría por jóvenes amantes de los animales trabaja de forma desinteresada para que los perros en situación de calle tengan un espacio en el que resguardarse.

LEER MÁS: Un grupo de jóvenes construye "cuchas" para animales en situación de calle

La metodología de trabajo de "Un techo para un callejerito" es muy sencilla, aquellos vecinos que detecten la presencia de un perro que habite en su zona y no pueda darle alojamiento, puede contactarse con los integrantes del grupo para solicitar una cucha que será entregada de forma gratuita.

"Estamos más que satisfechos en este año, la verdad que cumplimos con mucho orgullo y satisfacción porque llevamos entregadas casi 200 cuchas para los perros de la calle y estamos muy contentos porque seguimos teniendo pedidos que rondan los 80", afirmó Vanesa Callo en diálogo con UNO Santa Fe.

"Decidimos hacer las cuchitas para que al menos la gente que tiene su callejerito no lo tenga a la deriva, afuera y poder darle una mejor calidad de vida para que los animales se refugien de la lluvia y el calor", explica Callo.

A pesar de los deseos de poder producir una mayor cantidad de refugios, la joven explicó que con tan solo diez personas fijas, pero con una cantidad suficiente de voluntarios en la actualidad están entregando cinco cuchas por sábado, que es el día elegido para trabajar.

Trabajan con una lista de pedidos en las que le dan prioridad a perros adultos, perras preñadas o enfermos. "En la entrada de Recreo Sur nos pidieron hacer una cucha para una perra que tuvo 15 cachorros, de los que solo sobrevivieron 12, para que la mamá esté cubierta con los cachorros "

Los interesados en colaborar con la agrupación puede contactarse a través del perfil de Facebook "Un techo para un callejerito", están todos los números a los cuales pueden contactarse

"El material lo dona la gente, cuando necesitamos lo publicamos a través de Facebook y lo conseguimos", aclaró Vanesa.

Lo que más necesitan en este momento para poder seguir produciendo nuevas cuchas es machimbre ya que con este material elaboran los costados de las cuchas. Esto es esencial para trabajar de forma rápida. Ya que el palé lo obtienen de una empresa dedicada a la venta de automóviles, al igual que las chapas que son donadas por la gente, por último una ferretería ubicada en Peñaloza les regala la membrana líquida, los tornillos, clavos, etcétera.